Cuatro detenidos por formar parte de un núcleo "diseñado por ETA" para mantener la unidad del frente de cárceles

Los arrestados en la 'Operación Pastor' son Nagore López de Luzuriaga, Izaskun Abaigar, Fernando Arburúa y Ohiana Barrios.

Los cuatro detenidos este miércoles en la 'Operación Pastor' en el País Vasco y Navarra están acusados de formar parte de una estructura llamada Núcleo de Coordinación o KG, "diseñada y liderada por ETA", en el que se definía la estrategia que debían seguir las diversas organizaciones del "frente de cárceles" para mantener la unidad, según el Ministerio de Interior.


Los detenidos son Nagore López de Luzuriaga, Izaskun Abaigar, Fernando Arburúa y Ohiana Barrios. Además, se está realizando un resgistro en Salvatierra (Álava).

Fuentes de la investigación han precisado a Europa Press que Izaskun Abaigar ha sido detenida en Santa Cruz de Campezo (Álava), en la calle Bajo el Pórtico; Arburúa en la calle Txapinene de San Sebastián, Barrios en la calle Tejería de Pamplona y López de Luzuriaga en la localidad vizcaína de Zamudio.

Según ha informado Interior, en la operación, coordinada por la Audiencia Nacional y su Fiscalía, se han realizado sendos registros en los domicilios de los detenidos, e incautado documentación en formato papel y soportes y equipos informáticos, todo ello pendiente de ser analizado. La operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Interior ha explicado que en el KG confluían los representantes de distintas organizaciones de apoyo a los presos de ETA y que éstos asistían a sus reuniones "conscientes de que integraban un espacio de coordinación diseñado y liderado por ETA y de que subordinaban sus actividades y las de las organizaciones a las que representaban a los intereses de la organización terrorista". Esos representantes materializaban "las directrices de ETA" a modo de "desdoblados".

En concreto, Interior ha precisado que el KG elaboró un protocolo específico para concretar las actuaciones de cada organización del "frente de cárceles" ante posibles incidencias que se produjesen en torno a los presos. En este protocolo se abordaba la constitución de un "gabinete de crisis" en el que participaban miembros de las distintas organizaciones del "frente de cárceles" de ETA.

Las organizaciones agrupadas actuaban bajo el principio de "unidad de acción" bajo la dirección y supervisión del KT-KoordinazioaTaldea. Así, Interior subraya que ETA "instrumentalizaba a las organizaciones asistentes a las reuniones" del KG a través de sus dirigentes que controlaban a su vez los diferentes ámbitos del "frente de cárceles".

La información aportada por cada una de estas organizaciones en relación a la base carcelaria de ETA se constituía así como un complemento necesario para la planificación y desarrollo de diferentes dinámicas en el exterior de las prisiones para garantizar la cohesión interna del propio colectivo de presos de ETA (EPPK).

CUARTA OPERACIÓN CONTRA EL FRENTE DE CÁRCELES

Se trata de la cuarta operación que la Guardia Civil realiza desde septiembre de 2013 contra las diferentes estructuras que configuran el denominado "frente de cárceles" de ETA, bajo la dirección de la Audiencia Nacional y de la Fiscalía de la misma Audiencia.

Entre la documentación intervenida en las distintas operaciones contra el "frente de cárceles" se habían localizado múltiples actas, tanto en soporte papel como informático, que se corresponderían con las reuniones del KG. Las actas respondían a un modelo de trabajo normalizado, utilizando el mismo procedimiento de nominación y fechado informático, mismo formato de elaboración, apartados a desarrollar y temáticas tratadas.

Las tres operaciones anteriores se dirigieron hacia la "Dirección Nacional" de Herrira en septiembre de 2013; los integrantes del Koordinazioa Taldea-KT en enero de 2014, y la estructura del Colectivo de Abogados-BL así como los responsables del aparato de tesorería de Herrira ("Sostengu") en enero de este año, resultando imputadas más de 40 personas.

Los investigadores sostienen que para ejercer su labor de dirección y supervisión del "frente de cárceles", ETA se valía de diversos instrumentos, además del KG. Así, el KT (Koordinazioa Taldea o Grupo de Coordinación), objetivo de la operación de la Guardia Civil de enero de 2014, era el instrumento fundamental del que se valía ETA para ejercer su labor de dirección y supervisión de todo este entramado y situarlo bajo su dependencia directa.

En cuanto a Herrira, objetivo de la operación de la Guardia Civil de septiembre de 2013, se considera la sucesión operativa y funcional de las ilegalizadas Gestoras Pro Amnistía/Askatasuna.

Por su parte, el Colectivo de Abogados-BL fue objetivo de otra operación por ser un elemento fundamental para la transmisión de información entre ETA y sus militantes en prisión, ocultando bajo su actividad legal, la actividad realizada siguiendo las directrices de la organización terrorista y, por tanto, un baluarte para garantizar la cohesión y el mantenimiento de la disciplina interna del EPPK.

Interior ha precisado que el estudio del material intervenido en los registros efectuados en las diferentes actuaciones ha permitido conocer con detalle las estructuras de dirección el "frente de cárceles" de ETA, sus principales responsables y el modo de funcionamiento interno de las organizaciones que conformaban.