Cuatro de los heridos en la mina evolucionan favorablemente y los médicos son "optimistas" con el más grave

Cuatro de los trabajadores heridos en el accidente ocurrido este lunes en el pozo minero Emilio del Valle de Santa Lucía de Gordón evolucionan favorablemente de sus lesiones, mientras los médicos que atienden al quinto, con pronóstico grave e ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), han mostrado "optimismo" para su recuperación.

Según ha explicado el gerente del Hospital de León, Juan Luis Burón, el parte médico de las 11.30 horas indica que el herido más grave, identificado como J.M.M.M, de 42 años, permanece ingresado en la UCI, sedado y con ventilación mecánica. No obstante, los profesionales que le atienden se han mostrado "optimistas y esperanzados" en su recuperación.

Otros dos de los heridos, A.A.H, de 55 años; y J.C.C, de 40; se encuentran en "cuidados intermedios", con pronóstico estable y evolución favorable. La previsión de los facultativos es que puedan pasar a planta a lo largo de la mañana.

Por último, R.J.C.G, de 38 años; y A.V.A, de 43; reciben sus atenciones en planta y mantienen pronóstico estable y evolución favorable. "Si todo evoluciona según lo previsto", ha apuntado Burón, recibirán el alta médica en un plazo "máximo" de 72 horas.

En el siniestro, provocado por una fuga repentina de grisú en el pozo propiedad de la Hullera Vasco-Leonesa, perdieron la vida seis trabajadores identificados como J.L.A.G, de 45 años; F.O.G, de 44; J.A.B.B, de 43; M.A.M.F, de 39; J.C.P.F, de 38; y R.A.G, de 35.