Cuatro años sin Bin Laden... ¿es Al Qaeda una amenaza?

La organización terrorista fundada por Bin Laden y que por aquel entonces era la que lideraba los movimientos yihadistas a nivel mundial y que había conseguido infligir el mayor castigo a Occidente con los atentados del 11-S en Estados Unidos. 

 

DIFERENCIAS

 

"La disputa entre Estado Islámico y Al Qaeda es más que una simple lucha por el poder dentro del movimiento yihadista.

 

Las dos organizaciones difieren en sus principales enemigos, estrategias, tácticas y otras preocupaciones fundamentales", explicó esta semana ante la Subcomisión de Lucha Antiterrorista e Inteligencia de la Cámara de Representantes Daniel L. Byman, director de investigación del Centro para la Política de Oriente Próximo de Brookings.

 

Así, según este experto, el "principal enemigo" de Al Qaeda es Estados Unidos, al que considera como la "raíz de los problemas en Oriente Próximo", mientras que Estado Islámico prefiere un "enemigo cercano" y no "lejano" lo que hace de los regímenes "apóstatas" en Oriente Próximo el blanco de sus acciones, principalmente los de Siria e Irak. 

 

Por otra parte, aunque Al Qaeda considera que los chiíes son apóstatas, cree que "asesinarlos es demasiado extremo, un derroche de recursos y algo que va en detrimento del proyecto yihadista más amplio", según Byman. Frente a ello, Al Baghdadi es partidario de "purificar la comunidad islámica primero atacando a los chiíes y otras minorías religiosas al igual que a otros grupos yihadistas", entre los que ha estado el Frente al 2/5/2015 Al Qaeda cuatro años después de Bin Laden recomendado por Nusra.

 

En cuanto a la estrategia, Al Qaeda busca "complots terroristas espectaculares con los que electrificar al mundo musulmán y convencer a Estados Unidos de que se retire del mundo musulmán", mientras que la de Estado Islámico es "controlar territorio, consolidando y ampliando su posición", explica Byman. Para controlar este territorio, Estado Islámico no duda en emplear ejecuciones masivas, decapitaciones públicas, violaciones y crucifixiones con el fin de "aterrorizar a la población para someterla", mientras que el enfoque de Al Zawahiri parece ser "más gentil". El líder de Al Qaeda es partidario de "convencer" a la gente de seguir la visión del grupo en lugar de "forzarla" a ello.

 

COLABORACIÓN PUNTUAL

 

Pese a este aparente antagonismo, lo cierto es que ambos grupos terroristas comparten algunos puntos de vista e incluso han colaborado puntualmente en determinados momentos. En un artículo para SITE, Mary Habeck, del Instituto de Investigación de Política Exterior (FPRI), resaltaba que "hay crecientes pruebas de convergencias localizadas entre las dos organizaciones, especialmente en Líbano, Siria y Túnez". La autora ha resaltado que estas cooperaciones no suponen "necesariamente una señal de cambio en la relación" entre los dos grupos ni contarían aparentemente con el beneplácito de Al Baghdadi, quien apostó el pasado noviembre por "anular" al resto de grupos yihadistas. 

El 2 de mayo de 2011 Usama bin Laden, el hombre más buscado del mundo, era localizado y moría en una operación de las fuerzas especiales de la Marina estadounidense, los SEAL, en una casa en Abottabad, una localidad próxima a Islamabad.

 

El egipcio Ayman al Zawahiri tomó las riendas de Al Qaeda, la organización terrorista fundada por Bin Laden y que por aquel entonces era la que lideraba los movimientos yihadistas a nivel mundial y que había conseguido infligir el mayor castigo a Occidente con los atentados del 11-S en Estados Unidos.

 

A través de sus distintas ramas, principalmente Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), la organización terrorista siguió siendo el azote de los intereses occidentales en sus zonas de influencia.

 

Sin embargo, la irrupción del grupo terrorista Estado Islámico en la escena a principios de 2014, rompió con el monopolio de Al Qaeda. Lo cierto es que Estado Islámico tiene sus raíces en lo que fue Al Qaeda en Irak y que su líder, Abubakar al Baghdadi, era un acólito de la organización fundada por Bin Laden que decidió desobedecer a Al Zawahiri, que quería que la filial en Siria fuera el Frente al Nusra, y comenzar a actuar también en este país. 

 

Tras romper con su matriz y cambiar de nombre, Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) lanzó una vasta ofensiva en los primeros meses de 2014 y, tras conquistar Raqqa en el este de Siria, tomó la provincia de Anbar en Irak y, para sorpresa de todos, en junio se hizo con Mosul, la segunda ciudad de Irak, sin apenas resistencia. A partir de ese momento, se lanzó hacia la conquista de Bagdad pero un cambio de Gobierno en Irak, junto a la intervención de una coalición liderada por Estados Unidos, consiguieron impedirlo y en las últimas semanas han sufrido varios reveses y perdido buena parte del territorio conquistado.

 

EJECUCIÓN DE OCCIDENTALES

 

Pero sin duda lo que en estos meses ha dado notoriedad a Estado Islámico por encima de la que goza actualmente Al Qaeda ha sido el secuestro y ejecución de varios occidentales. Con una puesta en escena muy cuidada y aprovechando al máximo las posibilidades que ofrecen las redes sociales, el grupo terrorista ha permitido al mundo ver con sus propios ojos las decapitaciones e incluso cómo uno de los rehenes era quemado vivo.

 

Esta propaganda tiene una doble finalidad. Por una parte, horrorizar a Occidente y propiciar una intervención que a su vez consolide aún más su argumentario de opresión del mundo musulmán. Por otra, atraer a un número ingente de nuevos yihadistas llegados de todos los rincones del mundo y en gran número de países europeos. Esta nueva savia no son solo ciudadanos originarios de países musulmanes, sino que entre ellos hay muchos conversos. 

 

Por su parte, Al Qaeda ha optado tradicionalmente por una vía mucho más modesta de propagar sus logros, que en los últimos meses han sido mucho más numerosos que los de su rival. En un reciente análisis publicado en 'Politico', Davee Gartenstein-Ross y Bridget Moreng defienden que el grupo que lidera Al Baghdadi ha perdido más territorio --Tikrit y buena parte de la provincia de Saladino en Irak-- del que ha ganado la organización de Al Zawahiri.

 

LOGROS DE AL QAEDA

 

Así, en las últimas semanas, el Frente al Nusra ha consquistado la ciudad de Idlib en Siria además de otras importantes localidades estratégicas mientras que AQPA ha aprovechado el caos reinante en Yemen por los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes huthis, para llevar a cabo ataques puntuales en los que se ha hecho con armamento del Ejército además de conquistar Al Mukalla, la quinta ciudad del país.

 

"¿Por qué estos logros han quedado en parte fuera del radar mediático? En parte porque las capacidades mediáticas de Estado Islámico ensordecen las de Al Qaeda, que durante años ha empleado una estrategia que incide en una presencia callada y movimiento deliberado y solo ocasionamente ha intentado tomar y gobernar territorio", resaltan los autores. Así pues, subrayan, los recientes logros de Al Qaeda demuestran que "la competición entre estos dos grupos esta lejos de haber terminado".

 

En la misma línea se pronunció hace unas semanas en un acto en Atlantic Council Bruce Riedel, experto de Brookings Institution. "Estado Islámico, por sus acciones y su efectiva estrategia de comunicaciones, ha eclipsado a Al Qaeda en los medios estadounidenses, pero como un eclipse, es un acontecimiento muy temporal y transitorio", subrayó. "Al Qaeda sigue siendo una amenaza muy seria", previno.