Cuatro años después, las mismas caras para la Alcaldía de Valladolid

Óscar Puente, Javier León y Manuel Saravia.

Después de muchas especulaciones, comentarios y rumores, las elecciones municipales en Valladolid han dibujado un escenario idéntico al de hace cuatro años. Los tres principales partidos, con el apéndice de IU integrado en Valladolid Toma la Palabra, repiten con los mismos candidatos de entonces.

El escenario político actual es bastante diferente al de 2011 aunque, paradójicamente, las caras sean idénticas. Javier León de la Riva será el candidato a la Alcaldía por el Partido Popular; Óscar Puente del PSOE y Manuel Saravia asumirá el liderazgo de la plataforma Valladolid Toma la Palabra, donde se integra Izquierda Unida.

 

El cambio de la situación radica en el momento. En 2011, el 'efecto Zapatero' arrolló a los socialistas que no esperaban precisamente buenos resultados. Así fue, con una mayoría absoluta popular que le dio 17 concejales para repartir los doce restantes del pleno municipal entre 9 para el PSOE y 3 Izquierda Unida. Cuatro años después será imposible repetir esos resultados y la incógnita radica en saber si el PP será capaz de conseguir esa mayoría absoluta necesaria para gobernar.

 

En esta ocasión aparecen nuevos actores que rodean de incertidumbre cualquier capacidad de hacer un pronóstico. Incluso las encuestas, que barajan los distintos partidos, no tienen mucho valor teniendo en cuenta que hasta hace unos días no había más candidatos que Óscar Puente por el PSOE y César Toquero en las filas de UPyD. El último fin de semana se conoció el desenlace de Saravia para Valladolid Toma la Palabra y este miércoles llegó el anuncio del Partido Popular sobre León de la Riva. Precisamente, el proceso de esta cuestión ha plagado de incertidumbre una designación no exenta de riesgos. A todos estos componentes se añade la irrupción de Ciudadanos, cuya repercusión local es una incógnita y, sobre todo, se desconoce el sentido de los votos que pueda arañar Podemos aunque no se presente con su marca original.

 

Pero, por encima de todo, estas elecciones vienen marcadas por la citación judicial contra el alcalde de Valladolid por un supuesto delito de desobediencia. De todo ello se ha hablado hasta la saciedad sin tener una versión definida de cuáles son las salidas del PP en caso de que Javier León resulte condenado. Lo que está claro son las consecuencias mediáticas del día 27 de abril. Numerosos medios de comunicación nacionales ya han anunciado su presencia en Valladolid y esa carga de comunicación marcará el inicio de la campaña electoral. La sentencia, que se conocerá en pleno proceso electoral, puede condicionar cualquier planteamiento demoscópico.

 

En el PP han barajado diversas encuestas sobre las elecciones municipales en Valladolid. La última de ellas, del mes de enero, le concede a León de la Riva una victoria insuficiente con 12 concejales. Aparecen en escena Ciudadanos (2) y Podemos (5). Al PSOE le vaticina entre 7 y 8, mientras que Izquierda Unida repetiría con 3. Por entonces, no existía Valladolid Toma la Palabra ni se conocía la integración de Podemos con Ganemos. Es decir, incertidumbre a tope para la convocatoria más apretada de los últimos años que puede convulsionarse en función de la sentencia que reciba León de la Riva por ese juicio clave en estas elecciones.