Cuando el título no sirve para conseguir un trabajo...

UGT denuncia que la cifra de parados con una titulación superior se ha multiplicado por cuatro en solo seis años.

El número de parados con titulación superior se ha multiplicado casi por cuatro desde el inicio de la crisis, pasando de 382.000 parados titulados en 2007 a los 1,3 millones actuales, que representan el 22% de los parados en España, según ha denunciado la Unión General de Trabajadores (UGT).

 

Asimismo, el sindicato ha puesto de manifiesto que 2,5 millones de ocupados están subempleados, es decir, que trabajan en puesto de trabajo que requieren menos cualificación de la que poseen o lo hacen menos horas de las que desea.

 

En este sentido, UGT ha advertido de que se está caminando hacia un mercado laboral de "supervivencia", en el que muchos empresarios utilizan la crisis y la reforma laboral "impuesta" por el Gobierno para rebajar las condiciones laborales y salariales de los trabajadores.

 

"Algunos comportamientos rayan incluso la rapiña laboral al aprovecharse de la necesidad de los españoles de encontrar un trabajo", ha incidido UGT. Para el sindicato, la reforma laboral está siendo un "instrumento muy útil" para los que optan "erróneamente" por competir en base únicamente al abaratamiento de los costes laborales.

 

A este respecto, ha recordado que en el segundo trimestre del año, según los datos de la Contabilidad Nacional, los costes laborales cayeron un 2,3%, "en clara contraposición" con los beneficios de las empresas que crecieron un 3%.

 

La Unión General de Trabajadores considera que los problemas de España son causa de una "dejación de poderes públicos, de aplicación de políticas económicas erróneas y contraproducentes y de ausencia de visión estratégica para propiciar el cambio del modelo productivo español".

 

Por último, ha pedido al Gobierno que apueste por la protección frente al desempleo, puesto que en la actualidad, casi 4 de cada 10 parados registrados en las oficinas de empleo carecen de prestaciones, lo que según UGT está elevando los niveles de pobreza y exclusión social.