¿Cuáles son las multas por el abandono de animales en cada comunidad autónoma?

Once comunidades autónomas contemplan el delito como muy grave, tres como grave y otras tres lo ven grave o muy grave dependiendo del caso.

Cada comunidad autónoma tiene su propia ley de protección animal y no existe una ley estatal común para toda España. La mayoría de las comunidades dividen las infracciones según su gravedad, estableciendo el abandono como un delito muy grave en casi todas las comunidades.

 

Once comunidades autónomas contemplan el delito como muy grave, tres como grave y otras tres lo ven grave o muy grave dependiendo del caso. Asturias y Andalucía son las comunidades donde las multas pueden llegar a ser más elevadas (hasta 30.000 y 90.000 euros respectivamente) y Castilla-La Mancha donde menos, ya que allí la máxima sanción llega a los 300 euros.

 

ANDALUCÍA: Cuenta desde 2003 con una Ley de Protección de los Animales y el abandono de animales está considerado como una infracción muy grave y la multa puede ir desde 2.001 euros hasta 30.000 euros.

 

ARAGÓN: La ley de protección animal de 2003 considera como grave el abandono de animales en espacios abiertos o cerrados, y la multa va de 601 euros a 6.010 euros. En el caso del maltrato, esta ley sólo lo considera muy grave si el animal muere.

 

ASTURIAS: La Ley de tenencia, protección y derechos de los animales es de 2003 y por tanto de las más actuales. En ella se expresa que el abandono de un animal potencialmente peligroso es una infracción muy grave con una multa de entre 3.005 a 90.151 euros.

 

ISLAS BALEARES: La ley es de 1992 y contempla dos tipos de abandono. Por una parte el abandono no reiterado de un animal es visto como grave y la multa puede ir de 300 euros a 1.502 euros; y por otra, el "abandono de animales de compañía, domesticados o salvajes en cautividad, o el reiterado aunque sea individualizado" se considera muy grave con una multa que va desde 1.502 hasta 15.025 euros.

 

CANARIAS: Supone una infracción muy grave el abandono de animales domésticos o de compañía, tal y como indica su Ley de 1991, y las multas pueden ir de 1.502 euros a 15.025 euros. En la ley canaria destaca el apartado a las peleas de gallos, ya que están permitidas en "aquellas localidades en que tradicionalmente se hayan venido celebrando" siempre y cuando cumplan una serie de normas establecidas en el documento.

 

CANTABRIA: La Ley de protección de los animales es de 1992 y contempla como grave el "abandono de animales por sus poseedores, mantenerlos alojados en instalaciones o lugares insanos o insalubres" y la multa iría desde 1.502 euros hasta 6.010 euros. Destaca en esta ley que a diferencia de otras comunidades distingue sus infracciones en leves, menos graves, graves y muy graves.

 

CASTILLA-LA MANCHA: Al igual que Cantabria, el abandono se considera una infracción grave cuya sanción puede ir de 150 euros hasta 300 euros, mientras que se considera como muy grave el maltrato si se causa la muerte del animal. Esta comunidad tiene las multas más bajas por el abandono de animales.

 

CASTILLA Y LEÓN: la Ley de protección de los animales de compañía de 1997 establece como una infracción muy grave el abandono de animales. La multa, que en la ley está aún expresada en pesetas, va desde 1.502 euros hasta 15.025 euros.

 

CATALUÑA: La Ley de protección de los animales es de 2008 y el delito de abandono es más o menos grave dependiendo del caso. Se considera grave abandonar animales "si se ha realizado en unas circunstancias que no conlleven ningún riesgo para el animal" y la multa puede ir desde 401 euros hasta 2.000. Abandonar animales "si se ha realizado en unas circunstancias que les puedan conllevar daños graves" es una infracción muy grave castigada con una sanción económica que va de 2.001 a 20.000 euros.

 

EXTREMADURA: tiene una ley relativamente actual, de 2002, y establece como grave el abandono de animales con una multa que puede ir de 301 a 1.500 euros.

 

GALICIA: En esta comunidad autónoma se da el mismo caso que en Castilla-La Mancha ya que se considera el abandono como una infracción grave y su multa va de 501 euros a 5.000 euros.

 

LA RIOJA: La ley de 1995 era muy similar a la de Cantabria, ya que dividía las infracciones en los mismos cuatro grupos. Sin embargo, tras una reforma en el año 2000, el abandono pasó de ser grave a muy grave y está sancionado con entre 1.502 euros y 15.025 euros.

 

COMUNIDAD DE MADRID: La Ley de Protección de los Animales Domésticos vigente desde 1990 indica que el abandono es una infracción muy grave cuyas multas pueden ir de 2.404 euros a 15.025 euros.

 

MURCIA: La ley es de 1990, de las más antiguas, y recoge el abandono como una infracción muy grave que puede ser sancionada con una multa de 1.502 a 3.005 euros, siendo así una de las multas más bajas.

 

NAVARRA: La Ley de protección de los animales de 1994 establece como muy grave el delito de abandono y las sanciones económicas van desde los 601 a los 3.005 euros.

 

PAÍS VASCO: Al igual que la mayoría, ve el abandono de un animal doméstico o de compañía como una infracción muy grave y está castigado con una multa que va desde 1.502 euros hasta 15.025 euros. Aquí también se considera el maltrato muy grave si se produce la muerte del animal y grave en el caso de ocasionarle lesiones.

 

COMUNIDAD VALENCIANA: La Ley está vigente desde 1994 y aquí el abandono se considera una infracción muy grave cuya multa podría ir desde los 6.010 euros hasta 18.030 euros. En el documento, las sanciones siguen estando en pesetas.

 

CEUTA: No está incluido el abandono como infracción y por lo tanto no establece ninguna sanción económica. Sí que se indica que los animales abandonados serán recogidos y trasladados a un centro y que "esta circunstancia no eximirá al propietario de la responsabilidad en que haya podido incurrir por el abandono del mismo".  Ceuta y Melilla, al ser ciudades autónomas, cuentan con ordenanzas municipales o reglamentos en lugar de leyes autonómicas

 

MELILLA: La ordenanza de 2009 marca como prohibido el abandono de animales (esto queda también indicado en prácticamente todas las leyes autonómicas) y se considera como una infracción muy grave en todos los casos. En este caso se aplicará una multa hasta el límite máximo de 15.000 euros.

Noticias relacionadas