CSIF convoca dos jornadas de huelga en Tragsa y pide que no se produzca ningún despido forzoso

Los trabajadores de Tragsa, en plena concentración. TRIBUNA

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha convocado dos jornadas de huelga en la empresa pública Tragsa, los días 9 y 17 de diciembre, para intentar evitar 'in extremis' que se apliquen los más de 700 despidos que contempla el Expediente de Regulación de Empleo.

En concreto, a lo largo de los próximos días se celebrarán diferentes asambleas informativas de trabajadores y concentraciones que coincidirán con las jornadas de huelga el 9 de diciembre en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el 17 de diciembre, a tres días vista de las elecciones generales, frente a la sede del Partido Popular.


De esta forma, el sindicato espera que esta formación política medie ante el Gobierno para evitar los despidos, tras conocerse hoy la sentencia del Tribunal Supremo por la que se considera ajustado a derecheo el ERE presentado por el Grupo Tragsa.

CSIF apela al "sentido común" de los responsables de la empresa, dado que la facturación del grupo ha aumentado un 70% respecto a 2012 y se trabaja a los niveles previos a la crisis y reclama que no se produzca ningún despido forzoso ya que se puede alcanzar una solución con medidas de carácter voluntario.