CSIF asegura que la Junta ha infringido la Constitución al no convocar oposiciones

El sindicato afirma que hay un claro incumplimiento de la legalidad al no convocar oposiciones en 2010 y en 2011. En total, consideran, se deberían haber ofertado 740 plazas.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSI-F, considera que “existe un claro incumplimiento de la legalidad, al no convocar la Junta la oferta de empleo de los años 2010 y 2011, que suponen 740 plazas". Por ello denunció a esta administración en el Tribunal Superior de Justicia el día 7 de noviembre.

 

Según el sindicato, esto supone un "infringimiento de la Constitución, el EBEP, la Ley de Función Pública de Castilla y León, así como los propios decretos por los que se aprobaban las distintas ofertas, ya que la administración no cumple con los plazos establecidos en la legislación para realizar las convocatorias, ni con el plazo máximo e improrrogable que la normativa básica establece, esto es, tres años para ejecutar la oferta de empleo público”, afirman.

 

En este sentido, CSI-F incide en que que la administración "no puede ampararse en la ‘crisis’ que tantos recortes provocó". Así, cuando el Real Decreto Ley 20/2011 de medidas urgentes en materias presupuestaria para la corrección del déficit público estableció la congelación de la oferta de empleo público para el año 2012, CSI-F explica que “ya se mantenían las ofertas de empleo público, y las convocatorias aprobadas antes de ese polémico Real Decreto”.

 

Por ello, “en Castilla y León se debería haber llevado a cabo las ofertas de 2010 y 2011, o bien dictar un decreto derogando expresamente esas ofertas pendientes”, indica el responsable sindical regional de CSI-F en la administración regional de la Junta, Mariano Prieto. “Esta situación implica que la falta de ofertas y de convocatorias está impidiendo a los ciudadanos poder acceder al empleo público o promocionar en él, y ello implica un coste para todos aquellos que, ante la expectativa creada por la administración, se han estado preparando para presentarse a una prueba”, señalan en nota de prensa.

 

La Junta de Castilla y León por Decreto 17/2010, de 15 de abril, (BOCyL nº 75 de 21 de abril) y por Decreto 14/2011, de 24 de marzo (BOCyL nº 62 de 30 de marzo) aprobó las Ofertas de Empleo Público para los años 2010 y 2011; “y con estas ilusiones de empleo no se puede jugar desde la administración, especialmente en una situación laboral tan difícil como en la que nos encontramos. La actitud de la administración es reprochable e indigna”, tilda Prieto.

 

Por ello, CSI-F ha llevado la reivindicación y la exigencia de estas ofertas de empleo a los tribunales, “por responsabilidad sindical y por compromiso ante los empleados públicos y los ciudadanos”. Así, el 7 de noviembre se interpuso una demanda en el Tribunal Superior de Justicia contra el incumplimiento de las convocatorias de la oferta pública de empleo de la Junta.

 

No obstante, CSI-F reitera su "voluntad de diálogo" y hace un llamamiento a la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, “a que sea sensible, valore la necesidad de crear empleo público, y busquemos un acuerdo para recuperar en 2015 la mayoría de las plazas pendientes”.

 

Así lo ha indicado el responsable autonómico de CSI-F en el sector de la administración de la Junta, Mariano Prieto, que destaca “la importancia de dar una oportunidad a los empleados públicos para progresar profesionalmente y mejorar sus condiciones laborales; y al conjunto de los ciudadanos, para poder acceder a un empleo público”. Del total de las 740 plazas pendientes de la oferta de empleo de la Junta, correspondiente a los años 2010 y 2011, la mayoría de ellas son de promoción interna, y unas 70 para convocatoria libre.