CSI-F rechaza el modelo de proyecto que quiere implantar la Junta en sus centros de salud

CSI-F valora que si se lleva a cabo la implantación  del borrador presentado por la Gerencia Regional de Salud, del modelo de las Unidades y Áreas de Gestión Clínica, daría lugar a un "caos en la asistencia sanitaria, provocando un deterioro importante en la calidad asistencial prestada a los usuarios en los centros sanitarios y un deterioro de las condiciones laborales de todos los profesiones de la salud"

Por estos motivos, CSI-F ha relizado un comunicado en el que realiza las siguientes manifestaciones:

 

 

COMUNICADO DE CSI-F:

 

Nuestro más absoluto rechazo al texto presentado por la Administración Sanitaria  de Castilla y León. Habida cuenta que el objetivo final del borrador que nos han presentado  busca  medidas economicista, enfocadas a la reducción del gasto, sin importar las consecuencias negativas que su aplicación podría originar en un futuro próximo tanto a los usuarios de los centros sanitarios de nuestra comunidad como a los profesionales sanitarios que desempeñan sus funciones en dichos  centros.   

 

El borrador que  nos han presentado denota en su planteamiento un tal desconocimiento  del funcionamiento real de las unidades de gestión clínica implantadas ya en otras Comunidades Autónomas, las cuales sí tienen una organización clara y con unos objetivos de eficiencia y eficacia contrastados para mejorar la calidad sanitaria. El actual borrador que presenta SACYL, si no es modificado en su totalidad posiblemente  creará un daño irreparable a la sanidad de Castilla y León. Su aplicación tal como está planteada crea una inseguridad laboral para todos los trabajadores, creando reinos de “taifas” de tal magnitud, que se destruirá el modelo actual sanitario. 

 

Los trabajadores pierden todos los derechos adquiridos por sus oposiciones, ganados durante años con mucho esfuerzo y preparación, a diferencia de  la mayoría de los gestores políticos, con deficiente preparación en gestión, “nombrados a dedo”, (cargos de confianza), que nos pueden llevar a un caos en la sanidad de Castilla y León.

 

CSI·F presentará, en la reunión de la mesa sectorial del próximo 13 de agosto, más de 20 propuestas de modificación del actual texto, que sirvan como base para estructurar un modelo coherente, adaptado a la realidad actual con el objetivo de mejorar la eficiencia y la eficacia que nos lleven a conseguir mejoras en el funcionamiento de las Unidades de Gestión. Defendiendo a los trabajadores de la sanidad, que siguen sufriendo los ataques de la Administración. Así como garantizar a toda la población una asistencia sanitaria, cuanto menos de la calidad actual, que es muy buena