CSI-F pone en marcha la maquinaria para solucionar al pago de la paga extra de los funcionarios de 2012

La Central Independiente y de Funcionarios (CSI-F) de Castilla y León hace un llamamiento a la responsabilidad, y espera que la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, retome inmediatamente el diálogo con los sindicatos, tras afirmar que no va a pagar la parte devengada de la paga extra de 2012.

Al mismo tiempo, CSI-F pone sus servicios jurídicos, a disposición de todos sus afiliados de la Junta, para reclamar en los tribunales la recuperación de esa parte devengada; recordando que todas las demandas que se han presentado han sido favorables a los trabajadores.


CSI-F considera que no se ha cumplido el principio de buena fe que parecía regir la negociación del pago pendiente de la paga extra de 2012, “sustraída injustamente a todos los empleados públicos de la Junta”.


Al igual que el resto de sindicatos, CSI-F no quería crear un perjuicio añadido a las precarias cuentas públicas, por lo que se aceptó negociar la forma de pago, sin presentar más demandas judiciales, “como muestra de buena voluntad y de confianza, hacia la Junta”, según Hernando.


"Sin embargo, la administración regional, de forma unilateral, ha dejado en papel mojado la negociación, y la duda que se plantea ahora es si la Junta tenía, de verdad, intención de pagar, o si sólo era una estrategia para dilatar ese pago en el tiempo".


CSI-F indica que hubo tiempo para incluir la partida económica necesaria, en los Presupuestos de 2014 y no se hizo. Asimismo, apunta que la Junta presentó una propuesta discriminatoria para los empleados públicos, que “no se podía aceptar”. Por ello, y desde la responsabilidad y el talante dialogante que le caracteriza, CSI-F ofreció una oferta alternativa.


El presidente autonómico, Carlos Hernando, se pregunta dónde están las buenas intenciones de la consejera Del Olmo, cuando en la reunión del 6 de febrero anunció, ante sindicatos y medios de comunicación, su intención de pagar de forma inminente. Hernando no entiende que si hace mes y medio había crédito, ahora no exista esa disponibilidad económica, que la Junta tenía que prever.


El presidente regional de CSI-F avisa que “la Consejería de Hacienda presume de que no se han presentado muchas demandas sobre la paga, cuando sabe que CSI-F las tiene retenidas, pensando que iba  a producirse una pronta solución del problema, y que en días podemos colapsar los juzgados con miles de demandas”.


Hernando remarca que la consejera de Hacienda se ha precipitado en su decisión de no pagar, y espera que reflexione, y que vuelva a llamar a los sindicatos, “para consensuar la solución definitiva que todos esperamos y queremos alcanzar. Sin acuerdo perdemos todos, los trabajadores y la Junta. Pero la Junta debe valorar, con calma, las consecuencias de una masiva presentación de demandas judiciales, que ya sabemos con certeza que ganarán los trabajadores. La pelota está en el tejado de la Junta, y en CSI-F todavía esperamos un acuerdo, sin detener ya la maquinaria de la presentación de demandas.”
 

Noticias relacionadas