CSI-F no ve en la Junta "voluntad política" para recuperar los "casi 1.500 profesores" que se han perdido en cinco años

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) ha asegurado que no ha observado, en la presentación del nuevo curso escolar, la "voluntad política" para recuperar los "casi 1.500 profesores" que calculan que se han perdido en cinco años en la Comunidad.

Fuentes del sindicato han reprochado que la Consejería de Educación "no haya anunciado la convocatoria de nuevas oposiciones de docentes", algo que entienden que sí hizo el exconsejero Juan José Mateos cuando presentó el curso 2014-2015.

Según CSI-F, la plantilla de profesorado para este curso "sólo" se ha incrementado en 132 profesores más, hasta los 33.721 actuales. De ellos, un total de 85 lo serán en la enseñanza pública y 47 en la enseñanza privada, por lo que CSI-F considera que "la enseñanza pública, en proporción a los alumnos, resulta más perjudicada".

Asimismo, CSI-F ha lamentado que la Junta "no haya anunciado la convocatoria de nuevas oposiciones de docentes, como sí hizo en la presentación del curso del pasado año".

No obstante, este lunes el director general de Recursos Humanos de la Junta, Jesús Manuel Hurtado, ha explicado que en 2016 habrá una convocatoria de oposiciones para el cuerpo de maestros, que se confeccionará "si todo va como tiene que ir" de acuerdo a una tasa de reposición del 100 por ciento de las bajas que se produzcan en la plantilla a causa de jubilaciones, renuncias o fallecimientos hasta finales de 2015.

En todo caso, CSI-F ha insistido en la necesidad de que la Junta convoque la oposición de más plazas de profesores, que permita la sustitución de todos los profesores que por jubilación u otras razones hayan dejado la plantilla, "es decir, reclama el 100% de la reposición de plazas vacantes".

La responsable de Enseñanza de CSI-F Castilla y León, Isabel Madruga, ha insistido en que la aprobación de más oposiciones para profesorado "no supone ningún coste añadido para la Junta", ya que entiende que las plazas de profesorado se ocupan a través de adjudicaciones a interinos. Por el contrario, reitera que "tener más plazas cubiertas con oposición da más estabilidad al sistema educativo, y se refuerza la calidad y la organización en los centros".

De esta manera, Madruga ha reiterado que tener "cerca del 20% de profesores interinos provoca muchas incidencias y cambios, que para nada benefician al objetivo de conseguir la máxima calidad en la enseñanza de Castilla y León, por lo que exige una convocatoria de oposiciones "acorde con las necesidades reales del sistema".

En cuanto a la aplicación de la Lomce, el sindicato independiente CSI-F ha recalcado que la Junta "sigue sin tener las ideas claras, en la aplicación de la nueva ley educativa". Por eso, aunque valora las decisiones que ha tomado la Consejería, como prorrogar la PAU para evitar incertidumbres en los alumnos de Bachillerato, mantener las tutorías dos cursos seguidos, o darle a las pruebas de evaluación de sexto de Primaria o cuarto de ESO un valor de diagnóstico, CSI-F insiste en que la aplicación de la Lomce "debe hacerse sin imposiciones, con el acuerdo de la comunidad educativa".

Además, ha reclamado que los datos de esas pruebas diagnósticas no se hagan públicas, para que la enseñanza concertada no los utilice en su favor, "para dar una idea distorsionada de la realidad, puesto que la enseñanza pública atiende todas las necesidades y llega a todos los lugares, donde no interesa a la enseñanza privada, como ocurre con el medio rural y diversas educaciones especiales".