CSI-F creará un protocolo para que los funcionarios catalanes puedan denunciar presiones en el proceso independentista

El presidente de CSI-F, Miguel Borra, ha avanzado que el sindicato creará un protocolo para que los funcionarios y empleados públicos de Cataluña puedan denunciar presiones para que cometan actos contrarios a la legislación vigente.

Borra ha expresado su temor a que los funcionarios en Cataluña --tanto de la Generalitat, como de la Administración General del Estado o los ayuntamientos-- puedan "sentirse presionados a realizar actos contra la legislación vigente".

"Nos tememos que, desde hoy que los partidos independentistas han dado el pistoletazo de salida, pueda suceder esto. Y desde CSI-F abrimos nuestras sedes y trabajamos en un protocolo para que los que se sientan presionados lo puedan denunciar, de manera anónima o nominativa", ha insistido.

Este lunes, Borra ya había avanzado que la central sindical también prestará asesoramiento a los empleados públicos o funcionarios en estas circunstancias. Aunque de momento CSI-F no ha recibido ninguna comunicación en este sentido, cree que a partir de hoy puedan empezar a llegar avisos.