CSI-F califica de "lamentable" el estado de los parques de Bomberos de Valladolid

TRIBUNA

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios se pide "una inversión importante" para que Valladolid tenga un servicio de extinción de incendios "digno" con el que "garantizar una atención rápida y eficiente".

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) ha tachado de "lamentable" el estado de los parques de Bomberos de Valladolid, con instalaciones "abandonadas" y con "escaso" personal dentro del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS).

 

Asimismo, el sindicato ha urgido una inversión "importante" para que Valladolid tenga un servicio de extinción de incendios "digno" con el que se pueda "garantizar una atención rápida y eficiente", así como la seguridad de los ciudadanos y de los propios bomberos.

 

Así se ha referido el delegado de bomberos de CSI-F, Juan Carlos Prieto, quien ha recordado que el parque Central de la calle Eras se abrió en la década de 1970, y el Parque de Canterac en 1985, al tiempo que ha lamentado que en todo este tiempo "apenas se haya invertido en su modernización".

 

"El parque de Canterac, incluso con problemas y deficiencias graves de construcción, se ha quedado obsoleto y en precario. El coste de reformarlo, ahora, por no hacer mejoras a lo largo de estos 40 años,  plantea la razonable duda de si conviene construir un parque nuevo", ha explicado el delegado de CSI-F.

 

Además, Prieto ha apuntado que si "malo" es el estado de los parques, "no se quedan atrás las deficiencias" de los vehículos y de otros materiales, que "no" cumplen con las normas específicas de Riesgos Laborales", informaron a Europa Press fuentes del CSI-F.

 

De los 17 vehículos con que cuenta el SEIS del Ayuntamiento de Valladolid, cinco superan los 20 años de servicio, 26 en algunos casos, con una media del parque de 18 años, según el delegado.

 

AUTO-ESCALA

 

Igualmente, Prieto ha lamentado que la auto-escala más moderna se encuentre dañada y pendiente de una reparación que "no terminará antes de siete u ocho meses", y que una de las bombas urbanas que más interviene se encuentre fuera de servicio por problemas mecánicos graves.

 

"Las dos auto-escalas que se encuentran operativas tienen 26 y 16 años, y una de ellas sufre continuas averías. En cuanto a las tres autobombas urbanas que están en servicio, tienen 16, 20 y 23 años", ha detallado el delegado de CSI-F.

 

En este sentido, ha explicado que las autobombas son las más utilizadas, concretamente en el 70% de los cerca de 3.000 servicios anuales del SEIS, "lo que da idea de la importancia de disponer de autobombas modernas y en perfecto estado".

 

Además, Prieto ha insistido en que "hay que tener en cuenta" que los vehículos "imprescindibles" en los incendios y rescates deben estar duplicados, "pues las dotaciones son imprescindibles en ambos parques".

 

Respecto a otro tipo de herramientas y los equipos personales, el representante de CSI-F ha señalado que se deben reponer con periodicidad por su caducidad y deterioro, "lo que no está ocurriendo", por lo que tienen que trabajar con equipaciones distintas, que hace que cada bombero vaya uniformado de manera diferente. "Una imagen que transmite poca seriedad y falta de corporatividad", ha apostillado.

 

II JORNADAS TÉCNICAS DE BOMBEROS

 

Por otra parte, CSI-F celebrará los días 18 y 19 de noviembre las II Jornadas Técnicas de Bomberos Profesionales, con asistencia de profesionales de varias comunidades autónomas.

 

El encuentro, de carácter formativo, tratará cuestiones como la intervención sanitaria, los rescates de tráfico, o la problemática del intrusismo en la profesión, informaron las mismas fuentes.