C's exige a Artur Mas y Pere Navarro que fuercen las dimisiones de Martorell (CDC) y Zaragoza (PSC)

Albert Rivera (C's)
Contacta con el PP para impulsar la comisión de investigación sobre la presunta trama


BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente de C's, Albert Rivera, exige al presidente de la Generalitat y líder de CiU, Artur Mas, y al líder del PSC, Pere Navarro, que fuercen, respectivamente, las dimisiones de Xavier Martorell (CDC) y de José Zaragoza (PSC) de sus cargos públicos por su presunta vinculación con la trama de espionaje.

En rueda de prensa, ha tachado este lunes de inmoral que el responsable de los servicios penitenciarios del Gobierno catalán --Martorell-- "haga espionajes políticos", por lo que sentencia que no debería seguir ni un minuto más en sus funciones públicas.

En el caso del PSC, ha considerado que Navarro debería pedir la "abdicación de su cargo público" del diputado en el Congreso y exsecretario de Organización del partido, José Zaragoza, en vez pedir otras abdicaciones.

"Aparte de arreglar el mundo, estaría bien que empezara por arreglar su casa", ha ironizado Rivera en alusión a Navarro, que la semana pasada pidió la abdicación del Rey en favor del Príncipe Felipe para iniciar una segunda transición en España.

Rivera también ha considerado que Navarro debería pedir el cese de su diputado en el Parlament y concejal en Granollers (Barcelona), Jordi Terrades, cuyo nombre también ha sido vinculado con presuntos encargos a la agencia de detectives Método 3.

El presidente de C's ha lamentado que las soluciones no son lo que considera parches de Mas --en referencia a la cumbre anticorrupción del pasado viernes--, sino que hacen falta dimisiones, "porque la ciudadanía está esperando que alguien se marche", al margen de lo que diga después la justicia.

Ha lamentado que hasta ahora ningún partido ha asumido responsabilidades por las presuntas escuchas ilegales, y tanto CiU como PSC y PP defienden que todo son "conspiraciones" contra ellos en lugar de dar explicaciones.

Aunque no ha pedido la dimisión de ningún cargo popular, considera que la presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, debería aclarar si fue "cliente o víctima" de espionaje, ya que han aparecido informaciones contradictorias que la colocan en ambas posiciones.

SITUACIÓN "EXCEPCIONAL"

Rivera ya se ha puesto en contacto con el PP para impulsar en el Parlament una comisión de investigación sobre la presunta trama: "Como en la película de (José) Coronado, no habrá paz para los malvados".

De aprobarse esta comisión, sería la tercera en esta legislatura, porque el Parlamento catalán ya impulsado una investigación sobre el sistema financiero y sobre la sanidad catalana: "Sé que es excepcional que haya tres comisiones en marcha, pero también es excepcional que se espíen entre políticos".

También ha invitado a que denuncien todos los empresarios a los que se haya pedido comisiones ilegales desde la política, para contribuir desde el mundo empresarial a poner fin a estas prácticas irregulares.