Cruz Roja y La Caixa dotarán de abrigo, alimentación e higiene a los 'sin hogar' que duermen al raso en Valladolid

Cruz Roja Valladolid y La Caixa han firmado un convenio de colaboración para cubrir las necesidades de abrigo, higiene y alimentación de la población 'sin hogar' que duerme en la calle con el objetivo final de tratar su integración social, "mejorar su calidad de vida" y "aumentar su grado de confianza".

Este convenio, articulado a través del proyecto 'Unidad Móvil de Emergencia Social Nocturna', consistirá en un vehículo que saldrá a la calle por la noche para dar comida a estas personas y "hablar con ellos". Con esto complementará las labores que realiza en la actualidad la Red Incola, la cual ejecuta este servicio dos días a la semana.

 

El objetivo del vehículo, que todavía se encuentra en construcción y se espera que empiece a trabajar en octubre en un horario que todavía no está fijado, es que "salga todos los días durante el tiempo que haga falta". Además, los voluntarios que participen en esta actividad informarán y orientarán sobre los recursos disponibles y propondrán acompañamientos siempre que el usuario esté interesado.

 

Así lo ha indicado la presidenta provincial de Cruz roja, Marta Varas, junto con el director de Área de Negocio Valladolid Este de La Caixa, Pedro Fernando Lores, tras la rúbrica del acuerdo, celebrada este lunes.

 

Varas ha señalado que 'Unidad Móvil de Emergencia Social Nocturna' tratará también de observar los "procesos de cambios" de las personas 'sin hogar' de cara a "su integración social" y reducir las situaciones de riesgo, analizar las necesidades de cada usuario, consolidar las posibilidades sociales y dotarles de "atención personalizada".

 

Este proyecto "pionero" en Valladolid se desarrolla en otras provincias de la Comunidad como León y Salamanca, a través de la propia ONG, y en Madrid, mediante las labores del Samur.

 

45 PERSONAS

 

Por otro lado, Varas ha indicado que según la Red Incola son 45 las personas que pernoctan en las calles de la capital vallisoletana y que "muchas" han pasado por los recursos existentes, como el albergue, aunque "no todos quieren integrarse".

 

"Son personas que no quieren ir al albergue por lo que las necesidades básicas son el abrigo, la higiene y la alimentación", ha apuntado la presidenta.

 

El albergue de Cruz Roja cuenta con una capacidad de 51 plazas y "está lleno" todo el año, principalmente en la "época de frío". Sin embargo, Varas ha informado que la Atención Integral durante el día, dirigida a personas para su integración laboral, "ha registrado" un "aumento notable".

 

Por otra parte, Lores ha mostrado su satisfacción por poder participar en este proyecto "ambicioso", con el que colabora La Caixa con 23.380 euros, el presupuesto total asciende a 39.400, al tiempo que ha incidido en la importancia de realizar un servicio de este tipo, un problema que "cada vez afecta a más gente".