Cruz Roja inicia la distribución de más 120.000 kilos de alimentos en Valladolid

Se espera que más de 11.000 personas se beneficien de dicho reparto.

Cruz Roja distribuye en la provincia de Valladolid desde este martes y hasta el 25 de julio 123.570 kilogramos de alimentos, a través de 69 entidades, con los que trataran de beneficiar a 11.805 personas "desfavorecidas" dentro de su Plan de Alimentos 2013.

 

En esta primera fase, se entregarán productos lácteos (leche y queso parafinado), cereales (harina, arroz, pasta y cereal infantil), aceite de oliva y lentejas, según un comunicado remitido por la ONG.

 

Para la selección de esta 'cesta', el Fondo Español de Garantía Agraria, en colaboración con expertos en nutrición, adquirió estos alimentos a través de licitaciones públicas.

 

Asimismo, este paquete de alimentos está compuesto por productos de fácil transporte y almacenamiento, poco perecederos y, "sobre todo", de carácter básico, de manera que los beneficiarios finales puedan preparar "fácilmente" una comida completa para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés.

 

PLAN DE ALIMENTOS

 

Cruz Roja Española distribuirá 40 millones de kilogramos de alimentos entre más de un millón de personas "desfavorecidas" dentro de su Plan de Alimentos 2013, que depende del FEGA, encuadrado en las medidas de regulación del mercado de productos agroalimentarios de la Política Agrícola Común.

 

En este sentido, España ha recibido de la Comisión Europea la asignación de 85,6 millones de euros para su ejecución, cantidad con la que se han adquirido 80.175.951 kilos de alimentos.

 

La distribución de estos alimentos por toda la geografía peninsular e insular la llevarán a cabo, a partes iguales, Cruz Roja Española y la Federación Española de Bancos de Alimentos a través de 109 centros de almacenamiento y distribución y esperan beneficiar a más de dos millones de personas.

 

El Plan de Alimentos de Cruz Roja tiene por objetivos poner a disposición de las personas "necesitadas", de forma gratuita, alimentos básicos de calidad y emplear los excedentes de ciertos productos agrarios en poder de los organismos públicos de intervención de la Unión Europea.