Cruz Roja imparte el lunes en Valladolid una charla sobre la intervención tras el terremoto de Haití

TRIBUNA

A las 12.00 horas, en la sede provincial de Cruz Roja (c/ Pólvora, 6), Ascensión Martínez, Jefa de Operaciones de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Haití, impartirá la charla-coloquio.

Ascensión Martínez, Jefa de Operaciones de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Haití, impartirá este lunes una charla-coloquio sobre el trabajo que está realizando la Institución después del terremoto de 2010.

 

A las 12.00 horas, en la sede provincial de Cruz Roja (c/ Pólvora, 6), Martínez hablará al voluntariado de la Institución, principalmente a aquellas personas que están adscritas al ámbito de la Cooperación Internacional, según informaron a Europa Press fuentes de la ONG.

 

En su visita a Valladolid, la cooperante australiana de origen español, explicará el trabajo que está realizando el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Haití, en concreto desde el terremoto acaecido hace cuatro años. Además, Martínez ha trabajado con la Federación en distintos países del mundo como Afganistán o Perú, donde también fue Jefa de Operaciones tras el terremoto del 2007.

 

300.000 MUERTOS

 

Un seísmo de 7.3 puntos en la escala de Richter sacude Haití el 12 de enero de 2010, su peor terremoto en 200 años, y deja un balance de más de 300.000 personas fallecidas, 300.000 heridos y 2 millones de personas más con diversos grados de afectación, entre los que se encuentran más de 1,5 millones de desplazados.

 

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja acudió de forma inmediata a Haití, y junto a la Cruz Roja Haitiana, puso marcha la mayor operación humanitaria de toda su historia en un solo país. En 72 horas, se desplegaron más de 20 Unidades de Respuesta ante Emergencias especializadas en agua y saneamiento, telecomunicaciones, alojamiento, salud, y distribución de material de primera necesidad para la población afectada.

 

Se han producido cambios muy positivos y Cruz Roja continúa trabajando intensamente en Haití, cuatro años después del terremoto, aunque el contexto social sigue siendo complejo y sigue afectando a las personas más vulnerables de forma negativa, un contexto que sigue necesitando transformaciones estructurales para que se produzcan cambios sólidos y duraderos que generen una verdadera recuperación: mejora del empleo, de las oportunidades educativas y la cobertura de servicios, como las infraestructuras y la salud.

 

ALOJAMIENTO A 43.000 FAMILIAS

 

El balance de Cruz Roja es positivo en cuanto a la cobertura de su trabajo y objetivos iniciales. Se ha ofrecido alojamiento seguro a 43.000 familias (aproximadamente 215.000 personas); más de 2.129.526 personas han recibido algún servicio de salud en instalaciones de Cruz Roja. Se han rehabilitado 41 escuelas hasta la fecha, en las que ya estudian más de 7.000 niños y niñas.

 

Cruz Roja Española en concreto, tiene un papel muy destacado, y trabaja de forma continuada apoyando a la Cruz Roja Haitiana capacitando a las familias para que estén mejor preparadas ante futuros desastres; prevención del cólera a través de la promoción de higiene; recuperación de los medios de vida, como la agricultura o el apoyo a microempresarios, y también construcción de infraestructuras sociales en zonas muy vulnerables, y algunas, de remoto acceso. Ya son cuatro las escuelas construidas, de las 13 que se van a realizar en total y que estarán terminadas a lo largo de 2014.

 

Los logros alcanzados para miles de personas son posibles gracias a la solidaridad y aportaciones económicas de particulares, empresas y distintas administraciones.

 

Cruz Roja Española recibió 53 millones de euros de estos donantes, de los que se han ejecutado ya más de 37 millones. La laboer de los más de 200 cooperantes de Cruz Roja Española que han trabajado en la operación durante estos cuatro años, de los miles de voluntarios de la Cruz Roja Haitiana y el personal en sede que sigue trabajando para Haití, han contribuido también a conseguir estos logros.