Cruz Roja de Valladolid imparte un curso formativo para diez futuras familias de acogida

Cruz Roja de Valladolid imparte mañana miércoles, 29 de octubre, y el jueves, día 30, un curso formativo en el que participan diez nuevas familias sobre las características del programa, los conocimientos y las habilidades necesarias para realizar en un futuro el acogimiento.

Cruz Roja de Valladolid imparte mañana miércoles, 29 de octubre, y el jueves, día 30, un curso formativo en el que participan diez nuevas familias sobre las características del programa, los conocimientos y las habilidades necesarias para realizar en un futuro el acogimiento.

  

Según han informado fuentes de Cruz Roja en un comunicado recogido por Europa Press, este año se han realizado 43 acogimientos en Valladolid y actualmente 12 menores están en situación de espera para que les sea asignada una familia.

  

Así, mañana y el jueves de 16.30 a 19.00 horas, Cruz Roja finaliza un curso de formación a 10 futuras familias sobre las distintas características del programa. La trabajadora social del programa, Mónica Monge, ha señalado que "de esta manera, se forma a los futuros acogedores para que adquieran los conocimientos y habilidades necesarias para hacer frente de manera adecuada a las tareas que conlleva un acogimiento, así como abordar los problemas de adaptación del menor, la resolución de conflictos.

  

El Acogimiento Familiar no preadoptivo es un programa del Sistema de Protección a la Infancia de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, cuyo objetivo es proporcionar a los menores una atención familiar sustitutoria o complementaria a la de sus propios padres, durante un tiempo determinado cuando éstos están atravesando por graves problemas, que les impide atenderles adecuadamente.

  

"Para ser familia acogedora no importa la edad, el sexo, el estado civil o la posición socioeconómica", ha subrayado Monge. Cruz Roja colabora con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades en la gestión de este programa para ofrecer a estas familias información, apoyo, asesoramiento, formación, acompañamiento y seguimiento a lo largo de todo el proceso de acogida. El soporte "se ve reforzado" por grupos de apoyo y autoayuda y un servicio telefónico disponible 24 horas.

  

Los menores pueden ser desde bebés hasta adolescentes y grupos de hermanos. Algunos de ellos pueden presentar necesidades especiales de tipo físico, psicológico o sensorial.

  

La diversidad en edad, características y situaciones de los menores conllevan, como han señalado las mismas fuentes, que el acogimiento sea también heterogéneo, con diferentes tipos en función de la finalidad, la duración, el tipo de atención dispensado al menor, la forma jurídica según la aceptación de la familia biológica. El tiempo de acogimiento estará determinado por las necesidades, edad y situación del menor y de su familia.

  

A lo largo del año se han realizado en Valladolid un total de 43 acogimientos gracias a la colaboración de 33 familias y actualmente 28 menores permanecen en esta situación, mientras otros doce esperan que se les asigne una familia. "Siempre se necesitan familias para todos los tramos de edad pero, en estos momentos, especialmente para bebés y para niños y niñas mayores de 10 años y con problemas de conducta o alguna discapacidad", ha explicado la trabajadora social.