Cruz Roja atendió en la región en 2012 a 24.539 personas en situación de necesidad económica, el doble que en 2011

La organización percibe un descenso de las subvenciones de las administraciones pero aumenta el respaldo de socios y ciudadanos


VALLADOLID, 27 (EUROPA PRESS)

Cruz Roja de Castilla y León asistió durante 2012 a un total de 24.539 personas en situación de económica como consecuencia de la crisis dentro de su programa 'Ahora más que nunca', lo que supone más del doble de los 11.000 atendidos durante 2011 en esta materia, e incluso como ha reconocido su presidente, José Varela, se ha llegado a "desbordar" las previsiones.

Varela ha presentado el informe de actuación de la organización social durante 2012 en Castilla y León, un año en el que todos los servicios de Cruz Roja han llegado a un total de 405.579 personas, 71.197 más que en 2011.

El presidente de Cruz Roja en la Comunidad ha recalcado que 2012 ha sido el año en el que "realmente se ha visto lo que afecta la crisis" a los ciudadanos, pues ha explicado que el plan de "llamamiento" denominado 'Ahora más que nunca' tenía la previsión de llegar a unas 19.000 personas a lo largo del pasado año. El balance final es que se han "desbordado" esas previsiones, pues se atendió a 24.539 personas.

Las acciones de este plan consisten principalmente en la atención a demandas de "necesidad básica" como las referentes a la vivienda, la alimentación o la "pobreza energética", como ha apuntado la coordinadora de Cruz Roja en Castilla y León, Eva Fernández. Así, se aporta a los beneficiarios desde alimentos o becas para comedor hasta apoyo formativo así como ayudas para el pago de la hipoteca, el alquiler o los recibos de suministros como la luz y el gas.

Varela ha recordado que el compromiso de la entidad social es mantener el compromiso con esta línea de asistencia al menos hasta el 31 de diciembre de 2015, ya que será uno de los "puntos de atención" para Cruz Roja, junto con la "proximidad" de los centros locales para que puedan llegar a las personas que "lo están pasando mal".

Con todo ello, Cruz Roja Castilla y León realizó 38.083 entregas a esas más de 24.500 personas. En este sentido, José Varela ha recomendado a las personas que se encuentren en situación de necesidad que llamen al teléfono 012, pues desde ahí les derivarán a Cruz Roja, si bien ha recalcado que si acuden directamente a la organización el personal y los voluntarios harán "todo lo posible" para ayudar.

Esas 24.539 personas forman parte de las 139.141 personas atendidas por la división de intervención social de Cruz Roja, un apartado que también se ha "disparado", con un incremento de en torno al 33 por ciento con respecto a las 105.741 usuarios a los que se asistió en 2011.

El ámbito en el que más trabajó Cruz Roja fue la pobreza y la exclusión --donde se incluyen las asistencias del programa 'Ahora más que nunca'--, con la mitad de esa cantidad total; los mayores (26 por ciento); inmigrantes (7 por ciento); infancia (5 por ciento), pacientes con VIH-SIDA (4 por ciento) y drogadicción (3 por ciento).

En términos generales, el presidente de Cruz Roja ha reflexionado que la organización sufrió en 2012 las "dificultades" de la crisis, pues se notó una caída en las subvenciones de las administraciones, lo que llevó a tener que realizar "algunos reajustes" como el cierre de espacios que estaban vinculados a programas oficiales, como el Centro de Atención a la Mujer de Valladolid o algunas guarderías.

MÁS SOCIOS EN 2013

Pero Varela ha querido recalcar que "en ningún momento se ha dejado de atender a las personas" y que se ha mantenido e incluso incrementado el respaldo de la sociedad a Cruz Roja. De hecho, si 2012 concluyó con 82.439 socios en Castilla y León, la primera mitad de 2013 finalizará con más de 84.375 asociados, 2.000 más en seis meses.

En cuanto a los voluntarios, en este medio año la cifra ha pasado de 15.887 el pasado 31 de diciembre a 16.656 en el último dato disponible. A ellos se suman los 752 empleados con los que cuenta Cruz Roja en Castilla y León para una cifra total de 101.783 personas que, según Varela, forman el "potencial humano" de la organización en la región.

EXCEDENTE DE 766.000 EUROS

Con todo ello, Cruz Roja Castilla y León cerró el ejercicio 2012 con 31,75 millones de euros de ingresos y 30,95 millones de gastos, lo que deja en sus cuentas un excedente de 766.000 euros repartido entre los 89 centros con los que cuenta la organización, algo menor al que se obtuvo al finalizar 2011, como ha puntualizado el secretario regional de, Carlos Santos.

A este respecto, José Varela ha querido subrayar que lo que no puede suceder es que la organización "quiebre" porque de esa manera no podría cumplir su compromiso "latente y patente" de llegar a más personas con dificultad. No obstante, ha manifestado su satisfacción porque considera que "la solidaridad no está en crisis".

En otros ámbitos, Cruz Roja Castilla y León atendió a 26.574 en labores de formación que permitieron la inserción laboral para 1.472 personas durante 2012 en 742 empresas colaboradoras. Mientras tanto, Cruz Roja juventud llegó a 52.187 personas, con actividades como el programa de promoción del éxito escolar, por el que pasaron 1.370 alumnos, o los campamentos en los que participaron 1.496 jóvenes.