Cristóbal, el futuro de un showman que quiere decir adiós a una pesadilla

El cocinero de El Yugo de Castilla quiere montar pequeños restaurantes en Tenerife o Sevilla. Aunque si la idea no fraguara, podría dedicarse al humor en televisión como pretende demostrar en este vídeo.

Concluye ya la trilogía que Tribuna de Valladolid ha dedicado a Cristóbal Berzosa. Un cocinero reputado que se convirtió en personaje gracias a su paso por el televisivo programa de Alberto Chicote, 'Pesadilla en la Cocina'. Si en los dos anteriores capítulos analizábamos el pasado de Cristóbal y su reconocido restaurante El Yugo de Castilla –hoy en manos del olvido- además de su participación en el programa de la Sexta, en el audiovisual de hoy Berzosa saca su lado más gamberro, divertido, loco y showman, además de confesar sus proyectos de futuro.

 

Cristóbal Berzosa no lo tiene demasiado claro, o quizá sí. Lo que al menos sabe es que no quiere reflotar El Yugo de Castilla. “A mí me gusta la cocina, pero en el Yugo era cocinero, relaciones públicas, contable, camarero y hasta guarda de seguridad…”. Por eso, el estridente cocinero vallisoletano quiere montar “un pequeño negocio en Sevilla y Tenerife” y más tarde poderlo franquiciar en otras ciudades.

 

“Sería un restaurante pequeñito, con mi famosa parrilla, no más de diez o doce mesas y una terracita. Llevaría buenos productos de Castilla”. Necesita pasta, aunque no quiere pedir ni un solo crédito a los bancos, para quienes no tiene palabras precisamente agradables. Tampoco quiere vender la bodega de Boecillo…

 

Si el proyecto no fraguara, Berzosa podría protagonizar un programa de humor “una parodia”. “Al Mota ese me lo meriendo”. Y es ahí cuando Cristóbal saca su vena más gamberra. Casi como si de un siroco se tratara, el chef se transforma, dice que el conocido anuncio del ‘palo’ fue inventado por él. Si no se lo creen, pulsen el play. Alucinarán. Y es que Berzosa, es mucho Cristóbal. Sí el del Yugo, el de la pesadilla...