Cristóbal acusa a Pesadilla en la cocina de "montaje" y "gran mentira"

El excéntrico cocinero vallisoletano propietario de El yugo de Castilla analiza para Tribuna de Valladolid su paso por el programa televisivo, un año después cuando ya no está sujeto a contratos que le prohiban hablar de su personal pesadilla.

Genio y figura. Así es Cristóbal Berzosa el cocinero vallisoletano, antes conocido por su exitoso restaurante El Yugo  de Castilla en Boecillo; y hoy por su polémico paso por el televisivo programa de Pesadilla en la Cocina, que intentó sin éxito relanzar un negocio a la deriva.

 

A Cristóbal le pone las cámaras y ha elegido las de Tribuna de Valladolid para denunciar lo que a su juico es “una gran mentira”. La de su paso por Pesadilla en la Cocina. “Es todo un montaje, publican lo que quieren, menos lo que yo decía lo demás es mentira”.

 

Ha ido desgranando en esta segunda entrega del serial ofrecido por Tribuna su paso por el programa de Alberto Chicote y explicando cómo en muchas ocasiones todo lo que el presentador y cocinero iba denunciando en el restaurante de Berzosa. “Mandaba fumar a mis camareros, poner música en la cocina y diciendo que mi comida era mala, cuando todo era una gran mentira”, vuelve a reiterar.

 

En el otro lado de la historia, Alberto Chicote, desesperado por la situación de Cristóbal y su restaurante. Una sombra de lo que fue uno de los comedores más prestigiosos de Castilla y León. No en vano, Chicote recuerda sus participaciones en las reconocidas jornadas gastronómicas de El Yugo, donde se llegaron a citar más de un centenar de los mejores cocineros de España.

 

¿Mentira? ¿Montaje¿ ¿Show televisivo? ¿Excentricidad? Den al play y juzguen ustedes mismos, porque ni Chicote ni Berzosa dejan indiferente a nadie.