Crece la contestación interna en C's Valladolid por la acumulación de cargos de Pilar Vicente

Pilar Vicente, portavoz de Ciudadanos en la Diputación Provincial y en el Ayuntamiento de Valladolid.

Concejales de la formación naranja en diferentes municipios de la provincia no entendien que asuma la portavocía de Diputación y Ayuntamiento de Valladolid y piden un relevo. 

Pilar Vicente Tomás acumula los cargos de portavoz en la Diputación Provincial y en el Ayuntamiento de Valladolid. A este último puesto accedió tras la baja de Jesús Presencio y su pase al grupo de concejales no adscritos. Además, es la coordinadora de Ciudadanos en Valladolid. La acumulación de cargos públicos ha elevado el nivel de contestación interna en el partido, que cuenta con casi una treintena de concejales en la provincia vallisoletana.

 

Entre estos concejales crece el malestar por lo que consideran es asumir demasiadas cuotas de poder sin atender bien ninguna de las dos responsabilidades que mantiene en Ayuntamiento y Diputación. "Lo normal hubiera sido que, al salir Presencio y quedarse como portavoz municipal, hubiera dejado la portavocía de la Diputación a uno de los concejales que estamos en la provincia", confiesa a este periódico un concejal de Ciudadanos. "Sinceramente, es imposible llegar bien a todo en condiciones porque las reuniones y la agenda son muy intensas".

 

Desde este malestar se entiende todo como una maniobra del partido para no perder las coutas de poder que acumulan entre el delegado territorial, Miguel Ángel González, el portavoz en las Cortes, Luis Fuentes, y el diputado por Salamanca, Pablo Yáñez, que es de Valladolid y fue asesor en la Diputación vallisoletana pero al que se ubicó en la lista al Congreso por la capital salmantina para asegurarle un puesto de salida remunerado.

 

Los emolumentos de Pilar Vicente en la Diputación Provincial ascienden a 59.159 euros brutos al año. A ellos hay que añadir los aproximadamente 11.000 euros que cobró hasta finales de 2015 del Ayuntamiento de Valladolid en concepto de asistencia a plenos y comisiones municipales. "Esa es una de las claves, el sueldo que gana ahora y que no tiene nada que ver con lo que tenía en su trabajo antes de entrar en política". La anterior ocupación laboral de Pilar Vicente estaba en la marca textil Hippisidy, donde ejercía diferentes funciones

 

Los concejales se plantean desarrollar alguna acción de atención sobre el partido para que revise una situación que consideran "arbitraria e injusta con los demás"

 

 

Noticias relacionadas