Crean embriones de pollo con cara de dinosaurio

El objetivo de esta investigación que conseguido crear embriones de pollo con cara de dinosaurio es el de aplicar modificaciones similares para eliminar defetos de nacimiento en humanos. 

Una investigación llevada a cabo por biólogos de la Universidad de Chicago ha permitido crear embriones de pollo con cara de dinosaurio, según recoge el medio especializado Nature. El objetivo de esta investigación es llegar a aplicar modificaciones similares para eliminar defectos de nacimiento en humanos.

 

El avance de las investigaciones ha posibilitado determinar que los pollos tienen una serie de genes 'reptilianos' desactivados. Al parecer, usando una proteína especial, que permite reprimir algunas moléculas genéticas que controlan el desarrollo anatómico, el investigador Arhat Abzhanov, líder del proyecto, ha alterado el desarrollo de algunos embriones de gallina para que en vez de que desarrollaran un pico, tuvieran rasgos similares a especies extintas.

 

Básicamente hizo retroceder la evolución, devolviendo a los pollos a sus ancestros dinosaurios. Abzhanov espera completar su trabajo haciendo retroceder a un pollo hasta un Maniraptora, un tipo de dinosaurio del que se cree que descendieron unos 10.000 tipos de aves.

 

El objetivo de los científicos es entender cómo controlar los genes que determinan la anatomía para así en un futuro eliminar defectos de nacimiento.

 

Por razones éticas, no se permite que ninguno de estos embriones modificados nazca. El estudio sugiere que, tal como "se puede echar hacia atrás la evolución, también podría acelerarse hacia adelante".

 

En términos de utilidad para la humanidad, estas investigaciones, "alterando el ADN de los animales, están de alguna manera enfocadas a desarrollar formas de eliminar los defectos de nacimiento en los niños humanos", indica el estudio.

 

Paralelamente, el paleontólogo Jack Horner, afincado en la Universidad de Montana, está llevando a cabo un trabajo similar en un intento de hacer un 'chickenosaurus' con la cola y las manos similares a las de un dinosaurio.

 

Las respuestas a su trabajo no se han hecho esperar, y ya ha sido avalado por compañeros del gremio. "Sus investigaciones ofrecen una llamativa demostración de lo fácil que es generar importantes cambios evolutivos, que podrían cambiar la percepción de la biología", afirma el biólogo Craig Albertson