Cospedal lamenta su "profundo pesar" por la "triste pérdida" de Delicado Baeza

Ha enviado un telegrama al actual arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez. Cospedal recuerda que Delicado Baeza fue ordenado sacerdote en Almansa (castilla La Mancha) en 1951.

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha remitido un telegrama al presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, en el que transmite "en nombre de todos los castellano-manchegos" y en especial de "los paisanos de Almansa" su "profundo pesar" por la "triste pérdida" tras el fallecimiento del arzobispo emérito de Valladolid, José Delicado Baeza.

  

En la misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press, Cospedal recuerda que monseñor Delicado fue ordenado sacerdote en Almansa en 1951, "fecha desde la cual no dejó de dar muestras de su enorme compromiso espiritual".

  

"Tuvo especial dedicación a los demás y gran capacidad de trabajo, elementos siempre presentes a lo largo de su dilatada y profusa vocación al servicio ministerial", concluye la carta.