Cortado al tráfico y a peatones el puente de Isabel La Católica por riesgo de caída de un molino de viento

La Policía Municipal de Valladolid ha decidido cortar al tráfico y al paso de peatones el puente de Isabel La Católica en ambos sentidos ante el riesgo de caída de uno de los aerogeneradores que hay instalados en el mismo debido al fuerte viento que sopla en la ciudad.

Tras observarse la situación en la que se encuentra uno de los generadores, hasta el lugar se han desplazado tanto efectivos del Cuerpo de Bomberos como del servicio de alumbrado público, que han logrado parar todos los 'molinos', han informado a Europa Press fuentes de la Policía Municipal.

  

Sin embargo, ante la persistencia del riesgo de caída de uno de ellos, se ha decidido cortar el puente en ambos sentidos para evitar que pudieran producirse daños personales o materiales.

  

Así, se han vallado ambos accesos tanto por la calzada como por la acera y agentes de la Policía Municipal se han situado a uno y otro extremo del puente para evitar que puedan pasar peatones o vehículos.

  

Como consecuencia del cierre del puente se han visto afectados los vehículos, entre ellos los autobuses, que se han visto obligados a variar su recorrido, pero también los peatones, muchos de los cuales se disponían a cruzar, aunque los agentes lo han evitado.

  

Esta situación ha provocado que algunos viandantes preguntaran los motivos del corte y otros expresaran sus quejas por la "vuelta" que tenían que dar para cruzar el Pisuerga, mientras la Policía colocaba cintas que advertían del cierre y trataba de explicar a la gente los motivos por los que se había tomado la decisión.

  

Las mismas fuentes han apuntado que aún no se sabe cuánto podrá durar el corte, pero al menos se prolongará hasta este miércoles, cuando se espera que la empresa instaladora de los aerogeneradores fije el que se encuentra suelto y en riesgo de caída y revise el resto.