Correos sale de 'números rojos' al ganar 48,4 millones en 2013

Impulsado por las ventas de activos y los pagos del Estado para compensar la prestación servicio postal universal.

El grupo Correos registró un beneficio consolidado de 48,4 millones de euros en el ejercicio 2013, frente a los 'números rojos' de 3,97 millones contabilizados un año antes, según la memoria anual que acaba de publicar el operador postal público.

 

La sociedad integrada en la SEPI logra este resultado gracias al plan de venta de activos inmobiliarios que lanzó el pasado año y al cobro de importes pendientes de pago de la compensación que recibe del Estado por prestar el servicio postal universal.

 

En concreto, el Estado abonó en 2013 a Correos 139 millones de euros para compensar los costes que le supone prestar este servicio postal universal, esto es, garantizar a todos los ciudadanos un servicio postal de calidad, con accesibilidad, regularidad y a precio asequible.

 

Este monto, que corresponde a los servicios prestados en 2009 y 2010, es cuatro veces superior al de 35,3 millones que Correos cobró en 2012. Pese a ello, al cierre de 2013, el grupo tenía un importe pendiente de cobrar del Estado por este concepto de 336,7 millones.

 

El operador que preside Javier Cuesta logró así 'números negros' a pesar de que sus ingresos retrocedieron un 6,8% durante el pasado año, hasta situarse en 1.747 millones de euros, afectados por la caída del negocio tradicional de envío de cartas.

 

En concreto, del total de ingresos, 1.658,5 millones procedieron de los servicios postales, telegráficos y de paquetería, un 7,11% menos que en 2012.

 

Asimismo, la prestación de servicios a terceros y el negocio bancario que presta en sus oficinas en alianza con Deutsche Bank reportaron a Correos 26,3 millones el pasado año (-7,2%), el envío de dinero generó 30,9 millones (+11,1%), y la venta de productos filatélicos, 17,49 millones de euros (-4,8%).

 

Por compañías, todas las empresas del grupo Correos redujeron sus ingresos el pasado año salvo Correos Express, la filial de paquetería, que los mantuvo en 134,1 millones de euros.

 

De su lado, Correos, la sociedad que canaliza la actividad postal tradicional, facturó 1.605 millones de euros, un 7,7% menos que en 2012, mientras que Nexea, la firma dedicada a gestión documental de envíos masivos de grandes empresas, generó ingresos de 10,8 millones (-5,2%) y Correos Telecom, de 6,3 millones (-3%).

 

LOS ENVÍOS POSTALES CAEN UN 10%.

En cuanto al negocio postal tradicional, el operador gestionó 3.282 millones de envíos durante 2013, un volumen un 9,8% inferior al del año anterior, según datos de la memoria del grupo Correos que recoge Europa Press.

 

El 96,5% de estos envíos se entregó en su destino en un máximo de tres días desde su consignación en un buzón o una oficina de Correos, y el 99,1% lo hicieron dentro de un periodo de cinco días. En ambos casos, se trata de porcentajes superiores a los objetivos fijados por ley del 93% y del 99%, respectivamente.

 

En su memoria anual, Correos ratifica sus objetivos estratégicos, plasmados en el plan de negocio que lanzó en 2012, el Plan de Acción 100-300-1.500, que pasan por elevar el peso del negocio de la paquetería, impulsar su internacionalización, diversificar aún más el negocio de las oficinas postales y apostar por la actividad 'online'.