Correos de Valladolid colabora con el Banco de Alimentos en la campaña 'El hambre no tiene vacaciones'

Todos los centros de Correos de la provincia de Valladolid contarán con lugares habilitados para depositar alimentos no perecederos, tanto para los empleados como para los usuarios de las oficinas postales que quieran colaborar, durante la campaña solidaria 'El hambre no tiene vacaciones', que se llevará a cabo entre el 1 y el 6 de julio. 

Esta iniciativa tiene como objetivo que cada empleado aporte "al menos" un kilo de alimentos no perecederos, además de buscar la "implicación" de todos los ciudadanos que se quieran sumar, según han informado fuentes de la empresa postal a Europa Press.

  

Debido a las fechas estivales, la campaña se ha concretado en productos concretos, como aceite, arroz, legumbres, conservas, pasta, leche, azúcar y alimentos infantiles, siempre y cuando se intenten evitar los envases de vidrio.

  

Por otro lado, los bancos de alimentos han anunciado que permanecerán abiertos durante el periodo vacacional, debido a la "especial situación de necesidad" que atraviesa actualmente la sociedad, y aseguran que Correos se encargará de la logística necesaria para transportar los alimentos a los puntos establecidos por la empresa.