Correos convoca 1.606 nuevas plazas en toda España

El sindicato de funcionarios CSIF critica la medida porque no refleja la realidad laboral de Correos, quedando más de 6.000 plazas sin cubrir.

La Dirección de Correos ha comunicado a los sindicatos una oferta de empleo de 1.606 plazas (160 a tiempo parcial) en toda España que pueden solicitarse hasta el próximo 30 de julio, a través de la página web de correos.

 

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, manifiesta sus críticas a esta "pobre convocatoria", porque no refleja la realidad laboral de Correos, quedando más de 6.000 plazas sin cubrir.

 

Además, considera que su distribución es "aleatoria e insuficiente" en muchas provincias. Según CSIF, este déficit de plazas es manifiesto en ámbitos como reparto y centros de tratamiento automatizado, donde se clasifica la correspondencia. Además, recuerda que desde 2009 se ha producido una reducción de más de 12.000 efectivos en las plantillas de esta empresa pública, pasando de los 65.000 empleados de 2009 a los 41.703 actuales.

 

Por otra parte, el sindicato que lidera Miguel Borra considera "inaceptable" la imposición del 10% de plazas en forma de tiempo parcial (160 puestos) sin haberlo negociado previamente en la Comisión de Empleo con los sindicatos. En este sentido, CSIF exige definitivamente una regulación "estable, clara y transparente" con nuevas bolsas de empleo.

 

Además, reclama un proceso de consolidación de empleo todos los años, basado en las vacantes reales producidas y que acomode los intereses del personal fijo en el concurso de traslados con los del personal eventual.

 

CSIF considera que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), holding público que engloba a Correos, con la excusa de la crisis ha llevado a cabo "una política de recortes sin precedentes" en la larga historia de Correos que ha reducido "innecesariamente" los puestos de trabajo en la empresa.

 

A su juicio, esta actuación ha provocado un "mal funcionamiento" del servicio, con retrasos y acumulaciones incontroladas de miles de envíos y dejando a ciudadanos en toda España sin correspondencia diaria, "lo que supone un claro perjuicio al servicio público postal". En verano además, se acrecientan las dificultades.

 

"Como consecuencia de estos recortes, similares a las aplicadas en sectores como Sanidad o Enseñanza, trabajadores y ciudadanos vuelven a ser los perjudicados de una política general de supresión de puestos de trabajo con la que la empresa se ha ahorrado 500 millones de euros", denuncia el sindicato.

 

CSIF se muestra convencido de que Correos tiene futuro, pero considera necesario dejar atrás el camino de los recortes y aplicar un plan estratégico que recoja objetivos, financiación, protección frente a los 'lobbies' privados y una buena regulación laboral, con mejoras salariales, en empleo y derechos.