Corea, una veterana cargada de jóvenes

Corea del Sur estará por novena vez en un Mundial y lo hará con un grupo que no supera los 26 años de edad media y después de haber tenido una clasificación convulsa en la que estuvieron al borde de la repesca, lo que les hubiera mandado a jugar contra Uruguay por un puesto entre las selecciones mundialistas.

 

FICHA TÉCNICA

Participaciones: Nueve (1954, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010 y 2014).

Mejor resultado: Cuarta (2002).

Cómo se clasificó: Segunda en el grupo A de la zona asiática.

Calendario de la primera fase.

18/06: 00.00 Cuiaba Rusia-Corea del Sur.

22/06: 21.00 Porto Alegre Corea del Sur-Argelia.

26/06: 22.00 Sao Paulo Bélgica-Corea del Sur.
 

A pesar de tener menos nombre que, por ejemplo, Rusia, la selección asiática ha participado en las mismas fases finales que los rusos. De entre todas las participaciones en citas mundialistas, hay que destacar la del año 2002, en la que fueron coanfritriones junto a Japón y en la que consiguieron acabar en cuarta posición, dejando en su camino a rivales potentes como Portugal, Italia y España.

Un éxito del que han estado muy alejados los surcoreanos en el resto de sus participaciones mundialistas. En sus otros siete torneos entre los 32 mejores equipos de selecciones del mundo, tan solo superaron una vez la primera fase, en Sudáfrica, para caer en el cruce de octavos de final ante la Uruguay de Luis Suárez y compañía.

Una selección que anda inmersa en un proceso de renovación casi total. Tomando como referencia la última convocatoria antes de la lista definitiva, el pasado mes de marzo, solo cinco jugadores de los que ganaron 0-2 a Grecia estuvieron en el pasado Mundial de Sudáfrica. Muchísimo debutante mundialista tendrán los coreanos, algo que en un grupo donde no son favoritos para estar en octavos es muy posible que lo paguen con una eliminación prematura, aunque, siempre valientes, competirán con belgas, rusos y argelinos por uno de los dos billetes para octavos.

Realmente Corea puede dar gracias de estar en Brasil porque en la última jornada de la clasificación asiática estuvo muy cerca de quedarse sin billete. En esa jornada, celebrada el pasado 18 de junio del 2013, los coreanos perdieron en casa 0-1 ante Irán mientras la selección de Uzbekistán goleó 5-1 a Catar. Empatados a puntos coreanos y uzbekos, si los segundos hubieran hecho dos goles más hubieran condenado a Corea del Sur a la respesca asiática y, de superar esta, a una eliminatoria a doble partido contra Uruguay.

CHU-YOUNG PARK, EL GOL COREANO

A sus 28 años, que serán 29 el próximo 10 de julio, Chu-Young Park será el encargado del gol de los coreanos en Brasil. El delantero del Arsenal -cedido en el final de la presente temporada al Watford inglés-- y ex del Celta suma 24 goles en 62 partidos como internacional, una suma que le hace ser el noveno máximo goleador de la historia del equipo de Corea del Sur, aunque teniendo en cuenta que los hombres que le preceden están casi todos retirados, podría acabar su carrera en el 'top-3' en esta clasificación.

Park es diestro, una pierna con la que tiene un gran golpeo de balón, que le lleva incluso a lanzar faltas desde ambos perfiles. Dentro del área también exhibe recursos, siendo capaz de rematar al primer toque, con ambas piernas y de cabeza.

Un delantero completo que vivió sus mejores días como jugador en el Mónaco y que ahora sigue buscando su lugar en plena madurez futbolística, deseando olvidar todos los problemas físicos que ha arrastrado esta campaña.

MYUNG-BO HONG, PARA HACER CRECER A COREA

En toda renovación tiene que haber alguien encargado de dar los primeros pasos y en Corea del Sur ese es Myung-Bo Hong. El entrenador nacido en Seúl llegó a la absoluta desde las categorías inferiores de la selección asiática, por lo que sabe tratar con los jóvenes y como conducirles en el paso de la consolidación de sus carreras entre los mayores.

Tácticamente, Hong dispone un 4-2-3-1 clásico en sus alineaciones, un esquema que viene de lejos en los coreanos (ya lo usaban en Sudáfrica), con lo que en ese sentido no es ningún revolucionario. Habrá que ver si en el Mundial se muestra flexible ante la variedad de equipos contra los que se enfrentará.