Copasa impulsa el nuevo canal de comercialización del ganado ovino en Salamanca basado en la calidad

Víctor Rodríguez, gerente de Copasa, durante la jornada celebrada en el recinto ferial (Foto: Chema Díez)

La cooperativa salmantina destaca que pese a que los ganaderos son un poco reacios a perder "el contacto con sus animales hasta el final", es cierto que este sistema les reporta beneficios y tranquilidad.

La cooperativa salmantina Copasa ha celebrado una jornada sobre el futuro y las posibilidades del sector del ovino en el recinto ferial, con el fin de explicar a los socios las nuevas características de la Política Agraria Comunitaria (PAC), la sanidad y lo que deben hacer los ganaderos para lograr la rentabilidad, dentro del programa de formación de la cooperativa.

 

Al menos eso es lo que ha indicado el gerente de la misma, Víctor Rodríguez, quien destacó que esta "jornada de ovino sirve para presentar las novedades, técnicas de alimentación y modos de trabajo para que la gente pueda vivir de este sector".

 

En el marco de esta jornada se analizaron las patologías más comunes dentro del sector y una sección de manejo donde se habló sobre tratamientos hormonales con la colaboración de los laboratorios.

 

La PAC 2014 - 2020 también fue protagonista en este sector, indicando que al ovino le afecta en el caso en que los pagos irán ligados a las hectáreas pero también a la producción, "para que pueda vivir de su explotación y en este sector no hay muchas novedades, pero sí hay que destacar que se suprimen las ayudas de los artículos 68 y 69 y ahora, su montante pasa a formar parte del segundo pilar de la PAC, el del desarrollo rural, que aún está por concretar", añadió.

 

(Foto: Chema Díez)

 

Además, Rodríguez avanzó sus perspectivas de futuro sobre el sector del ovino, indicando que el de carne "es un producto de lujo y como tal debe ser considerado pese a que en los hogares ha bajado el consumo por la crisis y cuesta mucho producirlo. Es complicado de explotar y no está al alcance de todo el mundo. Han cerrado muchas explotaciones y los precios del lechazo no compensaban los costes de producción".

 

Pero para el gerente de Copasa, en la actualidad, el sector está "en un momento de relativo equilibrio porque antes sobraba mucho censo. Se producía más de lo que se demandaba y nadie ganaba dinero; no sé si existe o no pero el que quiera sobrevivir tendrá que adaptarse, usar nuevas técnicas y dimensionar su explotación para vivir de ello", explicó.

 

COMERCIALIZACIÓN Y CALIDAD

 

 

No en vano, para Víctor Rodríguez, lo más importante en la actualidad es contar con "un canal de comercialización adecuado y en eso trabajamos desde Copasa desde hace ya tres años, desarrollando un sistema ligado a marcas de calidad (IGP Lechazo de Castilla y León) y dotar a la producción de un sello de calidad y un canal claro, con precios justos y evitando los impagos, entre otras cosas".

 

Asimismo, aseveró que Copasa opera casi en exclusiva en la provincia de Salamanca dentero de un sector tradicional al que le cuesta adherirse a los nuevos proyectos donde él pierde el control. Existe mucho trato, intermediario y al productor muchas veces le gusta no perder el contacto con sus corderos hasta el último momento. Pero este sistema es distinto organizando la producción con calidad y que reporta tranquilidad al sector", concluyó.