Convocantes del asedio al Congreso el 25-A intentarán romper el cordón policial y llegar hasta las puertas de la Cámara

Concentración del movimiento 15M el 26S frente al Congreso
Paralelamente piden crear un caos total para "desestabilizar el poder" con el corte de carreteras, apagones y asaltos a supermercados


MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La Plataforma ¡En Pie!, convocante de la protesta que llama a "asediar" de forma indefinida el Congreso de los Diputados a partir del próximo 25 de abril hasta que dimita el Gobierno, anima a los manifestantes a "dar un paso más" y "transgredir el cordón policial" para acercarse "hasta las puertas" de la Cámara Baja.

En un documento publicado en su página web recogido por Europa Press, en el que actualizan la "estrategia" a desarrollar durante la concentración a raíz de la decisión del Congreso de no celebrar Pleno este jueves, la Plataforma explica que "en el caso de que el Congreso se vaciara", los manifestantes podrían interpretar "que el castillo ha sido abandonado" y pasar a la "fase de acercamiento".

Esta fase, según explican los convocantes, "consistiría en dar un paso más y pasar a la ocupación simbólica del Congreso". "Hablamos en todo momento de romper el cordón policial y llegar hasta el Congreso, y no de entrar dentro, pues no es el objetivo y ello pondría en peligro gratuitamente la vida de personas", añaden.

La Plataforma ha fijado como hora de inicio de la protesta las 17.00 horas y ha establecido tres puntos de partida --la Puerta de Alcalá, la Plaza Emperador Carlos V y la Puerta del Sol-- con el objetivo de aproximarse al Congreso desde diferentes lugares y proceder así al "rodedo" previo al "asedio".

En el caso de que durante el transcurso del "asedio" se produzcan cargas policiales y los manifestantes se vean obligados a abandonar el perímetro que rodea el Congreso, los convocantes proponen "descentralizar la protesta" con otro tipo de acciones, como por ejemplo, "escraches simultáneos a personalidades" que, a su juicio, "son parte activa y responsable de la situación" por la que atraviesa España.

ESCRACHES CON ANTORCHAS Y ACCIONES SECUNDARIAS

Para llevar a cabo esta fase, que consistiría en hacer "de toda la ciudad el escenario de la expresión del pueblo, yendo de escrache en escrache", proponen a los manifestantes llevar "antorchas", aludiendo a que estas acciones tendrán lugar previsiblemente por la noche.

"La función de esta propuesta es crear nuevos focos de atención para que la Policía tenga que desplazar efectivos a otros puntos y rebajar la tensión en el perímetro del asedio", explican, para añadir que es "prioritario" mantener "presencia" en el Congreso con el objetivo de cumplir su objetivo de "asediar" indefinidamente la Cámara hasta "la dimisión del Gobierno, la disolución de las Cortes y de la Jefatura del Estado, y la apertura de un proceso de transición".

Además de los escraches, los convocantes animan a llevar a cabo todo tipo de "acciones secundarias" al asedio "para conseguir un estado de ingobernabilidad que desestabilice al poder", tales como "cortes de carreteras, vías o accesos a la ciudad importantes", "inhabilitación de cajeros automáticos", "encierros" u "ocupaciones de inmuebles propiedad de la banca para vivienda".

También propone llevar a cabo "asedios de otros edificios relevantes durante su actividad --no vacíos--", "cortes de luz provocados en sitios estratégicos (gubernamentales, medios de comunicación, hoteles de lujo, etcétera", "inhabilitación de cámaras de vigilancia", "expropiaciones de alimentos y otros bienes necesarios en multinacionales", o "decorar cristaleras de bancos y multinacionales con pintura, alquitrán, ácido".

TÁCTICAS DE GUERRILLA URBANA

En el primer documento en el que exponían su estrategia, avanzado por Europa Press, animaban también a los manifestantes a "ejercer la legítima defensa cuando sea necesario" y para ello facilitaban diversas "tácticas defensivas" de guerrilla urbana como por ejemplo, la conocida por 'bloque negro' o 'black block', en la que los que la ponen en práctica van vestidos de negro , a veces con capucha y con la cara tapada, y en la que no se descarta el sudo de la violencia "contra símbolos del poder político".

También proponen crear "grupos solidarios" que se encarguen, además de defender a los manifestantes en caso de carga, de "inhabilitar cámaras de vigilancia" o "neutralizar furgones policiales" y facilitan instrucciones de cómo retirar las vallas móviles que, como es habitual, formarán parte del dispositivo de protección del Congreso.

También aconsejan a los asistentes, cuando vean a un agente deteniendo a algún manifestante, tratar de desequilibrarlo "por medio de empujones u obstruyendo la visión de su casco" con sprays de pintura o huevos, por ejemplo.