Convenio entre Ayuntamiento de Valladolid y Michelin para crear un aula infantil de seguridad vial

El alcalde y el director de Michelin estrechan la mano en la firma del acuerdo. BORIS GARCÍA

La fábrica de Michelin en Valladolid sufragará los gastos de acondicionamiento de un aula de formación teórica en el parque de seguridad vial para escolares, situado en la Avenida de Palencia. 

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, y el director de la fábrica en esta ciudad, Mariano Arconada Calvo, en representación de Michelin España Portugal, han suscrito un convenio de colaboración en materia de seguridad vial, que permitirá acondicionar un módulo formativo del parque infantil de tráfico de propiedad municipal situado en la Avenida de Palencia.

 

La empresa sufragará mediante una donación de 11.000 euros los gastos necesarios para adecuar y reformar el aula destinado a formación teórica, que pasará a llamarse “Aula Michelin”, situada en el citado parque, al que acuden cada año centenares de escolares. Además, Michelin podrá aportar otros bienes y equipos para llevar a cabo actividades pedagógicas de educación y seguridad vial en este recinto.

 

De esta manera, los alumnos dispondrán de un aula perfectamente acondicionada, con medios audiovisuales e informáticos y capacidad para veinticinco personas, con el fin de recibir la formación teórica previa por parte de agentes instructores de la Policía Municipal, y utilizar con posterioridad el recinto del parque de seguridad vial. Actualmente, los policías se desplazan a los centros escolares y luego los alumnos acuden a este espacio.

 

El parque de seguridad vial situado en el patio del antiguo colegio “José Zorrilla”, ocupa apróximadamente una superficie de 1.500 metros cuadrados y dispone de diferentes viales e incluso una rotonda por donde los alumnos se mueven en bicicleta. Hay cuatro semáforos y numerosas señales, además de marcas horizontales, para que los escolares pongan en práctica los conocimientos adquiridos.

 

GRAN ACOGIDA

 

Las actividades que coordina la Policía Municipal se desarrollan preferentemente entre los meses de febrero y junio, dirigidas a alumnos de cuarto, quinto y sexto de Primaria, con una gran acogida por parte de los centros escolares, hasta el extremo de que el calendario de este año ya se encuentra completo. Además, se dispone de más de veinte bicicletas con sus correspondientes cascos, donadas por Michelin hace dos años.

 

Durante el curso pasado, el número de alumnos que pasó por el parque infantil de tráfico ascendió a 1.498, procedentes de 34 centros escolares, y recibieron un total de setenta sesiones teóricas y prácticas. Tras su visita reciben el “permiso de conducir infantil”.  En este sentido, hay que precisar que el Ayuntamiento y la Policía Municipal fomentan diferentes acciones en materia de educación vial dirigidas a escolares, tanto de manera continuada como puntual, con una participación anual de 13.500 alumnos.

 

La colaboración con esta empresa no es nueva, ya que en los últimos años se han realizado diferentes acciones de seguridad vial, en las que han participado Michelin, la Universidad de Valladolid, la Jefatura Provincial de Tráfico y la Policía Municipal.

 

Entre ellas cabe destacar que en noviembre de 2013 se puso en marcha un plan joven de seguridad, en el que más de un millar de alumnos realizaron un circuito con diversas pruebas, control de alcoholemia, y simuladores tanto de velocidad como de vuelco, para concienciarles sobre el riesgos de ingerir alcohol, exceder la velocidad o prestar atención insuficiente en la conducción. Para este año están previstas otras acciones conjuntas en este ámbito.