Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Contra la supresión de cualquier servicio sanitario en el medio rural

Asaja Castilla y León ha pedido una reunión con el consejero de Sanidad para que aclare informaciones que considera “alarmantes.

La organización agraria ASAJA de Castilla y León ha pedido una reunión urgente con el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, para que aclare las “alarmantes informaciones que se han conocido estos días sobre el traslado y la amortización de plazas de médicos y enfermeras en el medio rural”. Para la OPA, “en este tema llueve sobre mojado”, porque apenas han transcurrido unos meses desde la polémica sobre la amenaza de suprimir de guardias nocturnas en diferentes comarcas de la Comunidad Autónoma, que movilizó a cientos de habitantes del medio rural.


La OPA recuerda que en muchos de los cientos de pequeños pueblos de la Comunidad Autónoma, con una población envejecida y con una movilidad muy limitada, los servicios sanitarios se prestan un día a la semana, lo que es a todas luces insuficiente. Además, en los centros básicos de salud de las cabeceras de comarca las especialidades que se prestan son muy reducidas y para la mayoría de las pruebas diagnósticas se requiere el desplazamiento a la capital. Y a este problema se suma el del paulatino recorte del trasporte público en el medio rural, un serio problema para los ancianos que tienen cita médica para alguna especialidad o tienen un tratamiento diario que requiere de los servicios de un profesional sanitario.


No se parte, por lo tanto, de una situación privilegiada, sino por el contrario de unos servicios sanitarios mínimos y muchas veces precarios, por lo que ahondar en los recortes es una absoluta falta de consideración para con los habitantes del medio rural”, subraya la OPA.


ASAJA le recuerda al Sacyl y en concreto al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que la sanidad pública y de calidad es un derecho que asiste por igual a los habitantes de Castilla y León, y que los esfuerzos se han de dirigir a los más desprotegidos y necesitados, que en este caso es la población del medio rural en su mayor parte muy envejecida.


 ASAJA le pide al presidente de la Junta que haga una política orientada al desarrollo rural que implique a todas las consejerías, ya que no tiene sentido apoyar al campo o a las empresas, apoyar a los jóvenes para que se queden en los pueblos, y a la vez deteriorar servicios públicos como la sanidad, la educación o el trasporte público, sin los cuales el medio rural no puede ser atractivo para nadie.

 

Además, ASAJA pide a los alcaldes que se rebelen contra las decisiones de la Junta que perjudiquen los servicios públicos del municipio, en particular los que tienen que ver con la salud, a la vez que se ofrece para apoyarles si determinan convocar actos de protesta.