Consumir yogur a diario, bueno para los huesos y para el aparato digestivo

Yogures Llet Nostra

Más del 35% de los españoles no ingiere la cantidad diaria recomendada de calcio

Consumir yogures a diario ayuda a mantener unos óptimos niveles de calcio y a prevenir y reducir la aparición de enfermedades infecciosas gastrointestinales, según ha informado este martes el presidente de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), Jordi Salas-Salvadó.


El experto se ha pronunciado así con motivo de la presentación del documento 'Evidencia científica sobre el papel del yogur y otras leches fermentadas en la alimentación de la población española', que ha servido de base a la Asociación Española de Fabricantes de Yogur y Postres Lácteos Frescos (AEFY) para lanzar la campaña '1 yogur al día'.



Y es que, según ha avisado Salas-Salvadó, el 30 por ciento de los niños y más del 35 por ciento de los adultos no consume la cantidad diaria de lácteos. Además, más del 35 por ciento ingieren cantidades insuficientes de calcio, un mineral esencial para los huesos.


"Esta es una tendencia muy preocupante ya que estas deficiencias de calcio pueden generar la aparición o agravamiento de ciertas carencias nutricionales. Por ello, en este trabajo hemos destacado la cantidad de nutrientes que contiene el yogur y los beneficios que aporta a la salud", ha apostillado el experto.



En concreto, el documento ha mostrado que los yogures aportan múltiples ventajas con un aporte reducido en grasas y energía --en sus versiones semidesnatadas y desnatada--, y ofrecen proteínas de alta calidad y fácil digestibilidad, grasa, hidratos de carbono, vitaminas y minerales, especialmente calcio y fósforo.


Además, es una "excelente" fuente de calcio que se absorbe mejor que el de otros alimentos y cobra especial relevancia en las etapas de crecimiento y madurez; contiene menos lactosa que la leche, facilitando su digestibilidad en personas con mala absorción de lactosa; y previene y disminuye la incidencia y duración de enfermedades infecciosas gastrointestinales en niños.


Asimismo, el texto ha mostrado que consumir lácteos fermentados, como el yogur, antes, durante y después del tratamiento con antibióticos previene la aparición de diarreas asociadas al uso de estos medicamentos. "Por todo ello, recomendamos incluir el yogur dentro del consumo diario y variado de lácteos dentro de un contexto de dieta mediterránea", ha recalcado el presidente de la FESNAD.



Por último, el presidente de la AEFY, Luis Calabozo, ha explicado que, como consecuencia de la evidencia científica que tiene el consumo de yogures, su sociedad ha puesto en marcha la campaña '1 yogur al día' con el objetivo de aportar información y formación a los profesionales sanitarios sobre los beneficios de esta ingesta y, además, concienciar a la población sobre este hecho.