Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Consejos para usar las redes sociales en la búsqueda de empleo

Foto: EP

La posibilidad de hacerte más visible en el ámbito profesional o de buscar trabajo a través de internet es algo que hoy en día es habitual. Existen páginas como Infojobs, miles de ofertas de empleo están a tan solo un par de clics de distancia, pero, ¿qué pintan las redes sociales en esto?

 

Facebook, Twitter, LinkedIn Muchas redes sociales están presentes en la vida profesional y personal de la gente sirviendo como fuente de información o contacto, entre otras cosas. Este tipo de plataformas son medios masificados a los que todo el mundo tiene acceso con tan solo crearse una cuenta, ya seas una persona de a pie o una empresa.

 

El flujo de comunicación aquí es constante e instantáneo, lo que favorece que tu perfil profesional pueda difundirse más y mejor, pero hay que tener mucho cuidado con lo que se muestra y cómo se muestra, ya que, a no ser que se haya echado un buen vistazo al apartado de privacidad, todo el mundo tiene acceso a la información o imagen de tu perfil.

 

Cada vez son más las empresas que navegan por Internet en busca de perfiles que se adapten a su modo de trabajo, al igual que publican sus últimas noticias en las redes, pudiendo dar a conocer si tienen algún puesto de trabajo libre, algo que no debes desaprovechar.

 

Utilizar bien las redes sociales puede ser muy beneficioso para ti si estás buscando activamente empleo, para darte a conocer y hacer contactos. ¿Quieres saber cómo sacarle todo el partido posible a estas plataformas?

 

SEPARA LO PERSONAL DEL MUNDO LABORAL

 

Los departamentos de recursos humanos no solo buscan perfiles que se adapten a las empresas, sino que también buscan en ellos información personal de cara a hacerse una idea de cómo es el usuario y si realmente puede encajar en el equipo.

 

Creando perfiles exclusivamente profesionales te aseguras de que tu experiencia y conocimientos están a poco más que un golpe de vista, además de que es más sencillo cuidar lo que dices o compartes para que no se salga de esos límites.

 

Separar tus redes personales de las laborales hace que privatizar tu vida personal sea más sencillo. Tener cuentas de Facebook, Twitter o Instagram de acceso restringido te ayuda a que tu vida quede restringida a unos pocos, a quien realmente te interesa, pero, a cambio, no permites que desconocidos, entre ellos posibles reclutadores interesados en ti, accedan a tu información.

 

Si creas una cuenta profesional en cada red, no te tendrás que preocupar por estos aspectos. Así tampoco te arriesgas a que pueda haber determinado contenido con el que las empresas puedan echarse atrás a la hora de ofrecerte algún tipo de oferta.

 

DA UNA IMAGEN DE SERIEDAD Y DE RESPONSABILIDAD MODERADAS

 

La responsabilidad y la seriedad son dos criterios esenciales en cualquier puesto de trabajo, y una de las cosas en que se fijan primero a la hora de leer tu información personal o cuando haces una entrevista. Aun así, ser totalmente serio todo el tiempo, puede denotar una imagen de frialdad que puede no gustar, ya que el sentido del humor y el poder charlar con las personas son otras dos cualidades que mejoran el ambiente de trabajo.

 

Compagina el ser responsable con ciertos comentarios, entradas o escritos un poco más libres o casuales para dar una imagen más completa de ti. También es importante que si recibes algún comentario lo contestes siempre y cuando sea posible, así mostrarás tu faceta más cercana y, por qué no, tu don de gentes.

 

En las redes sociales un aspecto clave es la fotografía de perfil. No hagas aquí ninguna tontería y pon una buena imagen, no algo de lo que puedas arrepentirte por lo que se ve o por cómo puedan interpretarlo quienes acceden a tus dominios.

 

MANTÉN TUS REDES ACTUALIZADAS

 

Que entren en tus redes sociales y las vean desactualizadas o sin ningún tipo de actividad es algo que no te beneficia en absoluto.

 

Mantener siempre tu información de contacto, académica o laboral actualizada es esencial para que quienes lleguen a ti sepan todo lo que tienen que saber, hasta el último detalle importante que pueda hacerles decantarse por ti como su próximo empleado.

 

Además, entrar en tu perfil público de Twitter, Facebook y, sobre todo LinkedIn y ver que no hay ningún tipo de actividad ni nada interesante desde hace semanas o meses puede incitar a que piensen que, si se ponen en contacto contigo de algún modo, no vayas a contestarles, por lo que tienes más posibilidades de que dejen tu perfil a un lado.

 

Actualiza tus redes, tanto la información de interés, como las interacción o comentarios, de una manera constante, sin olvidarte de tener una fotografía actualizada.

 

¿TIENES ESPACIO PARA CONTAR ALGO SOBRE TI? APROVÉCHALO

 

Entrar en tu Twitter y ver tu biografía vacía no es bonito. ¿No hay nada en tu zona de presentación de Facebook? Mal. ¿Tu extracto de LinkedIn aparece sin rellenar, como si te acabaras de crear tu cuenta o no te interesara usarla? Error.

 

Rellenar este tipo de espacios es fundamental para que los datos más importantes sobre ti, o aquellos que quieras que sepan primero, estén a un sencillo golpe de vista. Además, si llegas a tener una entrevista con una empresa y deciden dar una vuelta por tus redes, esta es una de las cosas que mirarán, tanto por la información que contiene como por la originalidad y redacción de la misma.

 

Si distribuyes bien estos espacios, algunos bastante limitados (Twitter), quizá también te queda poner algunos de tus logros laborales más llamativos, dónde has trabajado o en qué sitio estás actualmente trabajando.

 

COMPARTE CONTENIDOS INTERESANTES DE TU SECTOR PROFESIONAL

 

Lo más probable es que, si usas las redes sociales para ayudarte a buscar empleo, tengas más o menos claro qué quieres encontrar. ¿Por qué? Porque dependiendo de cuál sea tu profesión, intentarás hacer unos u otros contactos y, sobre todo, publicarás cosas en relación a ella.

 

Por poner un ejemplo. Un periodista especializado en tecnología que utiliza estas plataformas para abrirse camino en el mundo laboral necesitará hacer contactos de dicho espacio.

 

¿Cuál es la mejor manera de hacerlo o de conocer gente? Compartiendo gustos. Si publica información referente al último iPhone que ha salido al mercado o de televisiones inteligentes será más probable que consiga abrirse hueco de lo suyo.

 

Estar al día de la información profesional más cercana a ti y hablar de ella te abrirá muchas puertas, así que no dejes de hacerlo.

 

SIGUE A GRUPOS, CUENTAS O PÁGINAS AFINES A TI

 

Este aspecto va de la mano con el anterior. Uses las redes sociales que uses, en todas ellas habrá perfiles públicos de empresas o personas relevantes de tu sector, se llamen grupos (LinkedIn), páginas (Facebook) o simplemente sean cuentas (Twitter).

 

En este tipo de espacios se publican noticias, comentarios y, en general, información que puede ser de tu interés. Si, por ejemplo, decides unirte a un grupo o página de LinkedIn o Facebook, puede ayudarte a conocer gente y a mover mejor tu currículum, algo fundamental.

 

No pierdas de vista que esos grupos, cuentas o páginas sean relacionados con tu especialidad laboral, ya que hará todo mucho más fácil – no es cuestión de buscar empleo de redactor tecnológico poniéndote en contacto con espacios relacionados con el turismo, ¿no? –.

 

UTILIZA VARIOS IDIOMAS

 

¿Eres bilingüe? Sácale partido y no te lo pienses dos veces antes de publicar contenido en varios idiomas, sobre todo si uno de ellos se trata del inglés.

 

Determinadas redes, como es el caso de LinkedIn, te dan la oportunidad de crear perfiles en varios idiomas. En las que no, planteate escribir lo mismo dos veces, no pasa nada, te abrirá muchas puertas el hecho de que gente de diferentes idiomas puedan entender lo que dices y ponerse en contacto contigo.

 

¿SE TE QUEDA CORTO EL ESPACIO? UTILIZA BLOGS

 

Twitter tiene un espacio de escritura muy corto, de 140 caracteres. En este tipo de plataformas puedes llegar a necesitar de un mayor espacio para publicar lo que quieres decir o lo que piensas, momento en el que entran en juego los blogs.

 

Los blogs son páginas webs que puedes personalizar para escribir sin un espacio limitado. Tienes muchas alternativas a la hora de seleccionar qué tipo de plataforma te viene mejor o es más adecuado con tus gustos y personalidad (Blogger, Tumblr, entre otros), pero todas ellas son una opción a tener en cuenta.

 

Además, puedes utilizar tu blog a modo de espacio en el que escribir, guardar y ordenar, bajo un mismo techo, aquella información que consideras importante de tu área profesional o educativa: puede servirte como carta de presentación para que la gente conozca, de manera más profunda, tus intereses y aptitudes.

 

SÉ HONESTO

 

En las redes sociales, al estar bajo el amparo del anonimato de Internet, puedes encontrarte gente que no es quien dice ser o gente que sabe o hace más de lo que realmente hace o sabe.

 

No utilices las redes sociales como un método para engrandecer o hacer alarde de tus capacidades o de tu experiencia laboral anterior si lo que vas a decir no es verdad. En el momento en el que una empresa contacte contigo a través de  estas plataformas y llegues a la entrevista, te van a pillar, al igual que si consigues por tu cuenta dicha entrevista y dan contigo en la red social cuando te están cotilleando.

 

La mentira no lleva a ningún sitio, y mucho menos en el mundo laboral, donde tendrás que demostrar, tarde o temprano, lo que realmente sabes hacer y tu personalidad. Ser sincero es una cualidad muy cotizada, no lo olvides.

 

 

UTILIZA LOS BUSCADORES DE LAS PROPIAS REDES

 

Si buscas activamente empleo, algo de lo que no te puedes olvidar es de utilizar los propios buscadores de las redes, ya que es posible que te encuentres con alguna otra sorpresa (si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña, ¿no?).

 

Poner cosas como “oferta empleo Madrid” en las barras de búsqueda de Twitter o LinkedIn te llevará a ver diferentes opciones en las que personas o empresas han dado a conocer que están buscando gente para un determinado cometido.

 

Dependiendo, como todo, de la precisión de las palabras que utilices para buscar, o palabras clave, conseguirás llegar a más o menos ofertas que pueden ser de tu interés.