Consejos para usar el móvil o la tablet y que no te pase factura física

Tablet

El abuso de smartphones o tables va acompañado de malos hábitos posturales que pueden favorecer la aparición de molestias e incluso lesiones como dolor cervical o de espalda, lesiones en los dedos o síndrome del túnel carpiano.

Hace tiempo que los móviles han dejado de ser teléfonos para pasar a ser 'smartphones' y, por si nos saben a poco, también tenemos 'tablets', lo que hace que en nuestro tiempo de ocio casi siempre tengamos las manos ocupadas con algún dispositivo. Además, para muchos también se han convertido en una herramienta profesional imprescindible.

 

Pero no debemos olvidar la importancia de la ergonomía y de la higiene postural a la hora de trabajar con los dispositivos móviles. Es frecuente olvidar esta disciplina cuando nos encontramos fuera de la oficina. Por eso es bueno seguir estos consejos:

 

1. Utiliza una silla ergonómica y mantén una buena postura sentado: no debemos olvidarnos de este elemento aunque nos encontremos trabajando mediante un dispositivo móvil. La silla debe proporcionar un correcto apoyo lumbar para poder descansar nuestra espalda de la mejor manera posible, manteniendo la espalda recta, pies apoyados en el suelo y mantener nuestras rodillas al mismo nivel o por encima de las caderas.

 

2. Sujeta el móvil de forma correcta: coloca tu cabeza en una postura natural, procurando mantener esta parte de tu cuerpo en una posición que no te obligue a forzar movimientos. Debes evitar sujetar el dispositivo en forma de pinza entre tu cabeza y tu hombro.

 

3. Utiliza las dos manos: puede parecer una obviedad, pero si con una de ellas sujetas tu dispositivo, y con la otra escribes o abres aplicaciones, por ejemplo, evitas sobrecargar las articulaciones y repartes el esfuerzo entre ambas manos.

 

4. Usa varios dedos: para aliviar la tensión muscular es conveniente alternar entre los pulgares y el resto de los dedos al teclear, y mantener la muñeca en posición neutra y relajada al sostener el dispositivo. Si es posible, en caso de que se vaya a usar durante un periodo de tiempo prolongado, convendría usar un teclado convencional conectado al dispositivo móvil.

 

5. Evita las inclinaciones hacia delante de cuello y espalda: para conseguir una postura correcta, cuando trabajes desde casa en tu escritorio debes sentarte de manera alineada tomando tu cabeza como referencia. Con esta posición, protegerás tu espalda y evitarás lesiones recurrentes, ya que es habitual usar estos dispositivos a una altura demasiado baja. La postura correcta se encontraría a la altura del pecho.

 

6. Controla tu descanso: resultan más eficaces las pausas cortas y frecuentes que las pausas largas y escasas. Dependiendo del dispositivo, se recomienda realizar pausas de 10 minutos por cada hora de uso o de 2-3 minutos cada 15-20 minutos, para descansar tu vista y permitir una adecuada recuperación muscular y postural. Si permaneces durante mucho tiempo frente a la pantalla de tu portátil o 'smartphone', tu cuerpo te pedirá un descanso al aparecer la fatiga física, visual y mental. Aunque no te encuentres en la oficina, debes respetar las pausas para poder realizar tu jornada laboral de forma saludable. Puedes aprovechar estos descansos para realizar sencillos ejercicios de estiramientos.

 

7. Utiliza el manos libres cuando sea necesario: en caso de que necesites estar mucho tiempo en una conversación, usa el manos libres para tener el dispositivo encima de la mesa y poder apuntar todo lo necesario sin necesidad de adquirir malos hábitos posturales.