Consejos para niños y adultos: ¿Cómo evitar las picaduras de insectos?

Saber cómo evitar las picaduras, reconocerlas para estar alerta y saber aplicar los primeros cuidados ante el ataque de una abeja deben formar parte de los conocimientos básicos de padres y cuidadores.

Los niños son curiosos por naturaleza y les encanta explorar. Esto hace que a menudo se encuentren con abejas, avispas, avispones y todo tipo de insectos cuya picadura altera en mayor medida que en el adulto la delicada piel infantil. 

 

Desde 'Healthychildren.org', un sitio web dirigido a padres de la Academia Americana de Pediatría proporcionan toda una serie de consejos para ayudar a que los niños, y los adultos, estén seguros frente a las picaduras de insectos:

 

1. Busque nidos en las áreas en las que juegan los niños. Los nidos se pueden encontrar en tocones de árboles viejos, alrededor de restos de madera y en agujeros en el suelo. Examine las ruedas de neumáticos que se utilizan en algunos parques de juego y alrededor de las papeleras públicas y contenedores de basura.

 

2. Avise a los servicios públicos para que un especialista elimine los nidos de insectos si los encuentra.

 

3. No permita a los niños alérgicos a los insectos jugar fuera solos en las épocas en las que los insectos que pican están más activos. Incluso un insecto muerto puede picar si un niño lo pisa descalzo o lo coge.

 

4. Asegúrese de que los niños usen zapatos, evite en los menores las sandalias o el calzado que deje al descubierto el pie.

 

5. Evite vestirlos con colores luminosos o patrones florales. Esto puede atraer a los insectos. Es recomendable la ropa de color blanco, verde, tostado y caqui, estos colores no son tan atractivos para los insectos.

 

6. Cuando se coma en el exterior es aconsejable evitar los alimentos que atraen a los insectos. Algunos ejemplos son el atún, la mermelada o el melón. Las bebidas azucaradas, los dulces helados y el helado también atrae a los insectos.

 

7. Manténganse alejados de los contenedores de basura de todo tipo.

 

8. Si un insecto está cerca, no se deben dar manotazos o correr. Estas acciones pueden desencadenar un ataque. Hay que alejarse del lugar despacio. Si ha alterado algún nido y los insectos se arremolinan a su alrededor, enrósquese cuanto pueda para reducir la piel expuesta. Mantenga su cara agachada y cubra su cabeza con los brazos.

 

9. Un niño que es alérgico a los insectos debería llevar un collar o una pulsera de alerta médica.

 

RECONOCER LAS PICADURAS

 

A continuación, desde la web de los pediatras estadounidenses se describen las características de las lesiones que ocasionan los insectos más comunes con los que pueden entrar en contacto los niños:

 

* Mosquitos

 

Los mosquitos se encuentran generalmente cerca del agua (piscinas, lagos, bañeras de pájaros) y son atraídos por los colores brillantes y el sudor. Las picaduras dan lugar a una sensación de picazón seguida de una elevación pequeña, roja y que pica con la marca de un pinchazo en el centro.

 

* Moscas

 

Suelen encontrarse cerca o alrededor de comida, basura y desechos animales. Lo característico de las picaduras de la mosca es una elevación dolorosa y que pidca que pueden convertirse en pequeñas ampollas. Estas lesiones a menudo desaparecen en un día pero pueden durar más tiempo.

 

* Pulgas

 

Las picaduras o mordeduras de pulgas se identifican por la presencia de pequeños bultitos agrupados, a menudo donde la ropa está más apretada como la cintura o el trasero. Las pulgas se encuentran en suelos, alfombras y suelen ser más problemáticas en hogares en los que existen mascotas.

 

* Chinches

 

Las chinches suelen encontrarse en grietas de paredes o suelos, fisuras de los muebles y en los colchones. Las picaduras de chinches se caracterizan por bultitos rojos que pican, que pueden presentar una ampoya, que suelen formar una hilera de dos a tres. Las picaduras se producen sobre todo por la noche. Las chinches son menos activos en el clima frío.

 

* Hormigas rojas

 

Tras una picadura de estas hormigas se produce dolor inmediato y sensación de quemazón así como una inflamación y la presencia de fluido en el área mordida. Las hormigas rojas suelen atacar a los intrusos y se encuentran en pastos, praderas, colinas y parques.

 

* Abejas y avispas

 

Suelen encontrarse cerca de flores, matorrales, áreas de picnic o playas. El dolor y la rápida inflamación caracterizan su picadura. Algunos niños tienen reacciones graves, como dificultad para respirar o inflamación de todo el organismo.

 

* Garrapatas

 

Las garrapatas se encuentran en las áreas de bosque. A menudo pasan desapercibidas escondidas en el pelo o en la piel. Cuando intente eliminar una garrapata no utilice cerillas, cigarrillos encendidos o quitaesmalte. Coja la garrapata cercana a la cabeza con unas pinzas y suavemente tire de ella.

 

PRIMEROS AUXILIOS DE UNA PICADURA DE ABEJA

 

Entre los primeros cuidados que requiere una picadura de abeja en un niño sin antecedentes de alergia, desde 'Healthychildren.org' señalan los siguientes:

 

* Después de una picadura de abeja extraiga con cuidado el aguijón de la piel del niño tan rápido como pueda para minimizar la cantidad de veneno que llega a su cuerpo.

 

* Utilice el filo romo de un cuchillo para quitar el aguijón y el saco de veneno que suele ir adherido o si es posible sáquelo con unas pinzas.

 

* Una vez haya eliminado el aguijón aplique compresas húmedas frías o una placa de hielo al área de la picadura para minimizar la inflamación y aliviar el dolor.

 

* Se puede emplear una loción de calamina para reducir el malestar o el médico podría también recomendar un antihistamínico oral o corticoides tópicos.