Confirmada la absolución de una técnico de prevención por el accidente mortal en un secadero de Nava

Juzgados de Valladolid. TRIBUNA

El administrador de Cecosa Semillas y el gerente de Cecosa fueron condenados a penas de nueve meses de cárcel. 

La Audiencia de Valladolid ha confirmado la total exculpación de la técnico de prevención María Teresa H.S. respecto del accidente laboral registrado en febrero de 2008 en un secadero de semillas de Nava del Rey en el que un operario de 23 años, Mario P.M, perdió la vida en el interior aplastado por un carro mientras realizaba tareas de limpieza del mismo.

  

La resolución de la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Provincial hace referencia a hechos ya vistos por el Juzgado de lo Penal número 4 y por los que, en sentencia de fecha 25 de noviembre del pasado año, la citada técnico quedó absuelta con todos los pronunciamientos al entender entonces el juez que no había tenido responsabilidad alguna en dicho siniestro, exculpación que había llevado al Ministerio Fiscal a recurrir el fallo en apelación para logar su condena, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

  

Sin embargo, en primera instancia sí se condenó, como responsables de lo ocurrido, al administrador único de Cecosa Semillas, Luis Fernando O.J, y al gerente de Cecosa, Luis O.M, a penas de nueve meses y un día de prisión y multas de 900 euros, junto con su inhabilitación para el desarrollo de cargos gerenciales, como autores de un delito contra los derechos de los trabajadores y de un delito de homicidio imprudente, con las atenuantes de dilaciones indebidas y reparación del daño.

  

Y es que la familia del joven fallecido, que al día siguiente del siniestro cumplía los 24 años, ya fue indemnizada en la suma global de 160.000 euros por las dos mercantiles condenadas y sus compañías aseguradoras.

 

NO HABÍA RECIBIDO FORMACIÓN ADECUADA

  

En la primera sentencia del Juzgado de lo Penal 4 se fundamentó la condena de Luis Fernando O.J. y Luis O.M. en que, entre otras irregularidades, no proporcionaron al operario fallecido la necesaria formación ni le informaron de las reformas llevadas a cabo en la automotización del secadero, realizada en 2007, a pesar de lo cual permitieron que trabajara en el túnel donde se produjo el siniestro.

  

Por contra, el juzgador, tal y como ahora ratifica la Audiencia Provincial en contra del criterio del fiscal, resolvió exculpar a la técnico de prevención, María Teresa H.S, por entender que no tuvo culpa alguna en lo ocurrido puesto que "no se ha acreditado que conociese que las labores de limpieza de los secaderos se hacía, en lugar de utilizar la entrada trasera, usando con frecuencia una ventana o tramplilla lateral que no consta estuviese diseñada como lugar de acceso al interior".

  

De hecho, el fallo reconoce que el accidente se produjo el 8 de febrero de 2008 en instalaciones de Cecosa, en la carretera de Rueda de Nava del Rey, cuando la víctima entró en el interior del secadero para proceder a realizar labores de limpieza con una escoba o cepillo barredor, para lo cual, en lugar de hacerlo de forma correcta por la parte trasera, desmontando la tapa, lo hizo a través de una ventana o trampilla lateral que no era la adecuada.

 

MECANISMO ACTIVADO EN AUTOMÁTICO

  

El trabajador creía que el secadero se encontraba parado, cuando en realidad estaba activado aunque en modo automático, de tal forma que los carros que discurren por el interior se activaban o paraban siguiendo una frecuencia preestablecida por el sistema informático que regía su funcionamiento.

  

Fue entonces cuando los carros, que tardan 27 segundos en completar el recorrido, se pusieron en marcha en dirección hacia donde se hallaba el trabajador, que al percatarse de ello pidió ayuda a gritos a los dos únicos compañeros que había en la planta en ese momento, uno de los cuales tuvo tiempo de accionar un interruptor de parada que, por desgracia, no funcionaba porque estaba en fase de instalación.

  

La víctima murió en el acto al ser alcanzada por los carros de secado y las palas agitadoras de las semillas.