Conferco ve en los 16 festivos de aperturas "la puerta falsa" para la liberalización y pide responsabilidades políticas

Integrantes de Conferco analizan la apertura en domingos

El presidente de Aesco, Benjamín Crespo, ha recordado que el caso de Salamanca era diferente "porque al alcalde se le había metido en la cabeza abrir 66 domingo" y que gracias a la Junta se consiguió el acuerdo de los 16.

Muñoz ha acusado también a la Junta de pretender favorecer a las grandes superficies con el único objetivo de mejorar sus cuentas de resultados en detrimento del formato tradicional y, tras augurar más cierres de pequeños comercios con la consecuente pérdida de puestos de trabajo y de otros negocios, como las relacionadas con líneas de luz o de teléfono, ha advertido de que alguien tendrá que asumir "responsabilidades políticas" ante esas pretendidas bondades del acuerdo que amplia a 16 las aperturas en domingos y festivos.

El presidente regional de Conferco ha asegurado a este respecto que la ampliación de las aperturas en domingos y festivos responde explícitamente a los intereses reclamados por las grandes superficies desde hace años y ha aclarado que el salto no es de los 10 actuales a los 16 acordados, como, a su juicio, se pretende hacer ver, sino que hay que partir de la inicial imposibilidad de abrir en esas jornadas festivas, un cupo que se ha aumentado paulatinamente hasta las 10 jornadas de 2013.

"Ya hemos hecho un sacrificio al consentir 10 aperturas al año", ha explicado Muñoz, para quien los 16 domingos y festivos representan un "esfuerzo" del 60 por ciento respecto a las pretensiones del pequeño y mediano comercio mientras que los grandes consiguen lo que querían, poder abrir los primeros domingos de cada mes, en Navidad y algún festivo, sin efecto en los meses de verano, como quedará el calendario, según ha augurado.

Muñoz ha cuestionado también la falta de "cariño" y de medidas concretas y eficaces de la Junta para tratar de paliar las "penurias" de un sector que en época de elecciones es "objeto de los dardos" de los políticos para tratar de conquistarle y del que luego se olvidan, según sus palabras, para "discriminarle totalmente".

APELAN A LA FUERZA DE LA CALLE

Juan Manuel Muñoz ha admitido que los consumidores quieran todo tipo de facilidades si bien se ha mostrado convencido del apoyo de los clientes de los negocios pequeños y a los que se dirigirán los comerciantes para captar su apoyo contra esa flexibilización de horarios. En este sentido, ha apelado a la "fuerza de la calle" y de la "opinión pública" contra esas compras en domingos y festivos.

El presidente de Conferco, que ha estado acompañado por los responsables de comercio de las provincias de Ávila, Salamanca y Valladolid, ha cuestionado asimismo el "engaño manifiesto" que suponen las zonas de gran afluencia turística (ZGAT) en estas provincias y en municipios como Arroyo de la Encomienda que, según ha ironizado, no se incluye en los catálogos de las agencias de viajes. A su juicio, las medidas de la Junta son urbanísticas y no comerciales.

"No hay, no existen medidas", ha reiterado el presidente de Conferco, quien, tras reclamar actuaciones y promociones que ayuden a incentivar un consumo "en capa caída", ha cuestionado que los grandes, a los que se eximen de impuestos a las grandes superficies, puedan ofrecer algunas ventajas como aparcamiento gratuito mientras que los pequeños tienen que competir con los inconvenientes de la ORA y de los parkings.

"Nunca hemos podido convencer a nadie", ha sentenciado Muñoz, quien ha rechazado además la premisa inicial de que la modernización del comercio tradicional pasa por la ampliación de horarios y de días de apertura, una afirmación que, de ser cierta, ha reclamado también para las administraciones de modo que un ciudadano pueda pagar el recibo de la luz cualquier día de la semana, por ejemplo.

"LO TENÍAN HECHO"

El presidente de Conferco ha destacado por último luchar contra ese acuerdo de la Junta a través de los tribunales ante las dificultades de tratar de cambiar una norma en la que "el que hace la ley hace la trampa". "Con la administración hemos topado", ha sentenciado Muñoz, quien ha sido tajante en sus acusaciones de "engaño" contra la Junta y los ayuntamientos al dejar al pequeño comercio "a los pies de los caballos" con un acuerdo "que tenían hecho" antes del diálogo y encuentro con el sector.

"El tiempo nos dará la razón, la pena va a ser los que se van a quedar por el camino", ha aseverado el representante de los comerciantes de Salamanca, Benjamín Crespo. "El caso de Salamanca es diferente porque al alcalde se le había metido a la cabeza abrir 66 domingos y hemos podido negociar gracias a la Junta en Valladolid para que sean 16", ha segurado Crespo en declaraciones posteriores a tribunasalamanca.com.

 

Andrés Sánchez, de Ávila, ha cifrado en un 30 por ciento la caída de venta de pan en los denominados "negocios de descuido", pequeños negocios familiares a los que los consumidores acudían tradicionalmente para comprar el pan y algún otro producto, como arroz o bebidas, y que ahora tendrán que luchar contra las "suculentas ofertas" que ofrecerán los grandes para captar las compras en domingos.

Sánchez ha explicado al respecto que mientras los grandes pueden hacer la guerra con sus armas los pequeños, a los que ha comparado con 'boy scout', no tienen capacidad para armar un ejército y sacar las tropas a la calle.

Del mismo modo, ha aprovechado la ocasión para reclamar para Ávila las mismas condiciones que se han acordado para las provincias de Valladolid y Salamanca de modo que, como mal menor, las grandes superficies sólo puedan abrir en 16 domingos y festivos y no todo los días como se permite ahora.