CONFAE: "El descenso del paro demuestra los grandes esfuerzos que llevan realizando nuestras empresas"

CONFAE analiza los últimos datos del paro, que por tercer mes consecutivo el paro ha vuelto bajar a nivel nacional, regional y provincia. "El nuevo descenso parece empezar a confirmar tímidamente que la destrucción de empleo en el sector privado está moderándose, debido, en parte a los grandes esfuerzos que llevan realizando nuestras empresas con el fin de mantener el empleo y la propia supervivencia de los negocios"

En el caso de Ávila, el desempleo ha descendido de abril a mayo en 409 personas (-2,13 %), situando la cifra total del paro en 18.802 personas; y la variación anual en 669.  

 

"En Ávila, el desempleo ha bajado en los sectores de la Agricultura (-55) , la Construcción (-120) y los Servicios (-270)  pero ha subido en el de la Industria (1) y el del colectivo de “sin empleo anterior” (35). 

 

Análoga situación se reproduce en el panorama laboral regional y nacional. En Castilla y León el paro bajó en 4.759 personas (-1,91  %) lo que hace un total de 244.089 personas. Por sectores de actividad, la mayor bajada, -2.793, se concentra en el sector Servicios. 

 

A nivel nacional, ha bajado en 98.265 personas (- 1,97 %), por lo que la cifra total de desempleo asciende a 4.890.928. En lo que llevamos de año, el paro ha subido un 3,75 % lo que en términos absolutos nos deja un total de 176.806.  

 

Asimismo, a nivel nacional la Seguridad Social registró en mayo un aumento medio de 134.660 afiliaciones respecto a abril, un 0,83%, con lo que el total de ocupados se situó en 16.367.013 cotizantes al finalizar el mes, la cifra más alta de ocupación en lo que va de 2013, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. 

 

No obstante, en términos interanuales, la Seguridad Social acumula un descenso de 629.498 cotizantes (-3,7%). No hay duda de que el descenso del paro es una magnífica noticia y un alivio para las familias y las empresas, sin embargo, la situación económica en España sigue siendo muy delicada.

 

Así lo demuestran algunas de las previsiones económicas para el año que viene que lejos de mejorar siguen empeorando.  Sin ir más lejos, hace unos días, conocíamos a través de los medios que la OCDE ha empeorado sus proyecciones para el PIB, el paro y el déficit de España, en un clima de recesión continuada debido al fuerte ajuste fiscal puesto en marcha por el Gobierno y a los elevados niveles de deuda privada, factores que según la organización seguirán lastrando el consumo de los hogares".