CONFAE acogió una jornada informativa sobre el nuevo régimen de caja

La Confederación Abulense de Empresarios acogió este miércoles una jornada informativa sobre los cambios que tendrá en la actividad de empresas y autónomos el nuevo régimen de Caja del IVA a la que asistieron más de una treintena de empresarios abulenses

El próximo 1 de enero entrará en vigor el nuevo sistema con criterio de caja aprobado en la ley de Emprendedores publicada en el BOE del pasado 28 de septiembre. Las empresas y autónomos que facturen menos de dos millones de euros no tendrá que adelantar a Hacienda el impuesto de las facturas hasta que no sean cobradas. Sin embargo, deberán cumplir con una serie de requisitos y obligaciones para acogerse a este nuevo régimen.

 

No obstante y pese a los beneficios que puede suponer para los empresarios que tiene problemas de liquidez, este régimen especial del IVA de caja implica ciertos requisitos y especificaciones. Es importante que se conozcan de antemano porque en la práctica pueden provocar que la medida no se extienda tanto como sería deseable.

 

El principal requisito que se establece para los sujetos pasivos que quieran acogerse al régimen especial del criterio de caja es que la facturación anual o volumen de operaciones durante el año natural anterior no haya superado los 2.000.000 de euros.

 

Para el cálculo de la facturación anual se establecen estas indicaciones:

 

  • Si se han iniciado actividades empresariales o profesionales en el año natural anterior, el importe del volumen de operaciones deberá elevarse al año.

 

  • Si no se hubieran iniciado la realización de actividades empresariales o profesionales en el año natural anterior, se podrá aplicar este régimen especial en el año natural en curso.

 

De acuerdo con lo establecido, la opción para acogerse al nuevo régimen deberá ejercitarse al tiempo de presentar la declaración de comienzo de la actividad, o bien, durante el mes de diciembre anterior al inicio del año natural en el que deba surtir efecto, entendiéndose prorrogada para los años siguientes en tanto no se produzca la renuncia al mismo o la exclusión de este régimen. 

 

La renuncia al régimen se ejercitará mediante comunicación a la AEAT a través de la presentación de la correspondiente declaración en el mes de diciembre anterior al inicio del año natural en el que deba surtir efecto.

 

Exclusión del régimen:

• Volumen de operaciones del año mayor de 2.000.000 euros.

• Cobros en efectivo, respecto de un mismo destinatario, en el año mayores de 100.000 euros.

• La exclusión tiene efectos al año siguiente al que se haya superado uno de los límites y, cuando se vuelva a estar dentro de ellos, podrá volverse a optar a este sistema.

 

El impuesto se devengará en el momento del cobro, ya sea total o parcial, del importe percibido. Si no se ha producido el cobro, el devengo se producirá el 31 de diciembre del año posterior.

 

Por lo tanto, como se aclaró durante la jornada, a pesar de todo lo que se ha dicho, el aplazamiento en el pago del IVA a Hacienda es sólo temporal, ya que a final del año siguiente es necesario devengarlo todo.

 

Además, será necesario acreditar el momento del cobro de la operación, ya sea total o parcial.

 

Cuando se trate de repercutir el IVA, la repercusión se efectuará en el momento de expedir y entregar la factura, pero no se entenderá como producida hasta el momento del devengo del impuesto, es decir, del cobro de la factura.

 

En lo que respecta a la deducción del impuesto soportado en el IVA de Caja, la ley conlleva un criterio simétrico al aplicar el IVA de caja, es decir, se aplicará tanto al IVA devengado en las facturas de ventas como al IVA soportado en las facturas de gastos.

 

El nuevo régimen del IVA de caja no se podrá aplicar en determinadas operaciones como las entregas de bienes exentas de IVA o las importaciones y las operaciones asimiladas a las importaciones, entre otras.

 

De entre otras obligaciones que se establecen, se encuentra la de llevar un libro registro de facturas expedidas con indicación de las fechas de cobro de la operación, el importe cobrado y la cuenta o medio de cobro utilizado.

 

La normativa europea de pagos: SEPA

 

La normativa europea de pagos entrará en vigor en febrero de 2014. El SEPA (Zona Única de Pago en Euros) es la apuesta de la Unión Europea para unificar y garantizar que los pagos en euros de todas las transacciones bancarias se realizan con total seguridad.

 

SEPA supondrá un antes y un después en las relaciones de cobros/pagos entre clientes y proveedores, aportando más tranquilidad, seguridad y fiabilidad en las actividades de los negocios, tanto a nivel nacional como a nivel europeo.

 

Su objetivo es establecer instrumentos de pago (transferencias, adeudos bancarios y pagos con tarjeta) con unos estándares comunes, eliminando las diferencias entre los pagos nacionales y los pagos transfronterizos entre los 27 países que conforman la Unión Europea.

 

Los instrumentos de pago incluidos en SEPA son: Transferencias, Adeudos directos y Pagos con tarjeta. Así pues, los antiguos sistemas nacionales de transferencias y adeudos serán sustituidos progresivamente por los nuevos sistemas europeos conforme a la normativa SEPA.

 

A partir de febrero de 2014 la utilización de los instrumentos de pago SEPA será obligatoria, sustituyendo a las transferencias y adeudos nacionales (recibos domiciliados, etc.).

 

Este nuevo sistema afectará a la actividad empresarial en diversos frentes como a la comercial porque se debe transformar o migrar los datos de las cuentas corrientes de los clientes y proveedores al nuevo código IBAN. Y a la actividad contable-financiera, porque se debe ajustar los ficheros de intercambios bancarios a las nuevas normas estándares SEPA.

 

Se deberá revisar y en su caso adecuar documentos comerciales tales como facturas, talones, contratos, folletos, páginas webs, etc.

 

En lo que se refiere a la gestión de empleados y los pagos de las nóminas vía transferencia deberán adecuarlas a SEPA, y en su caso revisar los contratos y/o documentos impresos.

 

Todos estos temas suscitaron un gran interés en los más de treinta empresarios que asistieron a la jornada. Además, CONFAE ha puesto esta información a disposición de todas las empresas en sus soportes digitales habituales.