Conduce borracho por las calles de Pedrajas y está a punto de arrollar a los usuarios de una terraza

Imagen del suceso que estuvo a punto de convertirse en una tragedia.

El alcalde de este municipio de la provincia de Valladolid, presente en el escenario, ha expresado su indignación y solicita medidas ejemplares para este tipo de hechos. El conductor ya está detenido.

Agentes de la Guardia Civil detuvieron a un vecino de Pedrajas de San Esteban (Valladolid), de nacionalidad búlgara, tras protagonizar en la tarde de este pasado viernes una conducción temeraria por las calles de la localidad bajo los efectos del alcohol y estar a punto de arrollar a varias personas que se encontraban con sus hijos en una céntrica terraza.

 

Los hechos se produjeron alrededor de las 20.00 horas, cuando, tal y como ha relatado a Europa Press el alcalde de la villa, el socialista Sergio Ledo, testigo de los mismos, el referido individuo, de unos 20 años y vecino del municipio, circulaba a una velocidad de entre 100 y 120 kilómetros por hora por la calle Pinar, se saltó una señal de stop y al tomar la curva a la altura de la calle Rosaleda perdió el control e impactó contra un coche que se encontraba allí estacionado, al que, debido a la virulencia del choque, desplazó hasta la otra acera.

 

Este último vehículo hizo de parapeto y evitó una "auténtica tragedia" al proteger a los adultos y niños que a esa hora se encontraban en la terraza de un parque, pues de lo contrario, como así ha advertido Ledo notablemente indignado, el turismo del detenido habría invadido dicha zona y podría haber arrollado a sus ocupantes, el propio alcalde incluido.

 

De hecho, el automóvil del joven quedó a muy poca distancia de una niña de dos años y de un niño de cuatro, según confirmaron a Europa Press otros vecinos.

 

Tras lo ocurrido, efectivos de la Guardia Civil de Íscar y de Olmedo se personaron en el escenario del siniestro y detuvieron al conductor, que arrojó una tasa de 0,70 miligramos de alcohol por litro de aire espirado y quien, según Ledo, hizo gala de una actitud absolutamente irresponsable al conducir no sólo con exceso de velocidad sino por carecer de permiso.

 

CON UNA BOTELLA DE WHISKY EN LA MANO

 

"Bebido, con un coche que no era suyo, sin carné y encima con una botella de Ballantynes en una mano", ha criticado Ledo, quien advierte de que el joven en cuestión, "muy problemático", ya ha protagonizado otros altercados anteriores.

 

Por tal motivo, el primer edil pedrajero ha vuelto a expresar su indignación ante episodios de este tipo y las escasas repercusiones que los mismos tienen en vía penal, por lo que ha anunciado su propósito de ponerse en contacto con el subdelegado del Gobierno, José Antonio Martínez Bermejo, al objeto de solicitar mucha mayor dureza para castigar estas conductas.

 

"No me extrañaría que se celebrase contra él un juicio rápido y esta tarde lo tengamos ya dando vueltas en coche por aquí", ha lamentado el alcalde, cuya intervención en el escenario del suceso evitó que algunos de los allí presentes, presa de los nervios y la indignación, llegaran a linchar al infractor.