Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Condenan a Sacyl a abonar 3.979 euros a los padres de un niño de Valladolid por un tratamiento recibido

El Juzgado de lo Social 2 de Valladolid ha condenado a Sacyl al abono de 3.979 euros a los padres de un niño, cuya identidad responde a las iniciales A.B.A, en concepto del coste del tratamiento que el menor recibió en el centro Benito Menni y que en un principio Sanidad le denegó al derivar al niño a Barcelona.

En 2007, cuando A.B.A contaba 4 años fue diagnosticado de un tumor en hipocampo derecho con motivo del estudio de crisis epilécticas parciales que sufría y que no se controlaba con la medicación instaurada, por lo que fue derivado al Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, con el fin de someterlo a una intervención quirúrgica.

 

Como consecuencia, de la inducción anestésica en la intervención sufrió una bradicardia y posterior parada cardiaca cuya consecuencia, fue una encefalopatía difusa de predominio frontal y un síndrome confusional agudo. El tratamiento prescrito por los médicos asistenciales al alta hospitalaria el día 7 de febrero de 2012,  fue rehabilitación neuropsicológica y del lenguaje.

 

Así al regresar a su domicilio en Valladolid, el 13 de febrero de 2012, la familia acudió al Centro Benito Menni para iniciar el tratamiento que era "necesario y urgente" según los médicos que atendieron al niño y que así confirmó el pediatra del Clínico.

 

Solicitada la derivación del Sacyl, éste denegó la canalización al Centro Benito Menni al alegar que disponía en la cartera de servicios del área sanitaria el tratamiento que se estaba dispensando al niño, y disponía que en otro caso, podía acudir al Instituto Guttman de Barcelona.

 

Tanto los médicos asistenciales que valoraban al niño en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, como los que lo tenían a su cargo en el Clínico de Valladolid, recomendaron que el tratamiento se llevara a cabo en su entorno familiar y educativo. Se insistió en que el único centro que podía realizar ese tipo de tratamiento en toda la Comunidad Autónoma, era el centro Benito Menni, a pesar de ello Sacyl no rectificó la negativa.

 

No fue hasta el 17 de mayo de 2013 cuando Sacyl finalmente autorizó la asistencia que había sido recomendada por sus propios médicos asistenciales. Hasta ese momento los padres se vieron obligados a sufragar ellos mismos el tratamiento por importe de 3.979 euros, cantidad que el Juzgado de lo Social obliga a reintegrarles.

 

La sentencia se hace eco "de lo absurdo" de derivar al menor a Barcelona, que hubiera ocasionado "gastos extraordinarios mucho mayores que la asistencia" en el Benito Menni, dado que se incluiría no sólo el tratamiento sino el traslado del paciente, de sus padres, así como la estancia.

 

La presidenta de 'El Defensor del Paciente', Carmen Flores, ha recordado que son varias ya las sentencias que obligan" a Sacyl a reintegrar el dinero que han tenido que adelantar las familias para el tratamiento de sus hijos, "tratamiento que ha sido denegado sin ninguna justificación médica, si no más bien por las dificultades presupuestarias de la Administración".

 

Este es un caso más de cómo el Sacyl pretende  "solucionar" sus problemas presupuestarios, a costa de los pacientes gravemente enfermos que necesitan tratamientos especializados con carácter urgente y vital".