Condenan a 1,5 años al familiar de una paciente por agresión a una celadora interina

Los familiares de un paciente que acaba de fallecer agredieron a una celadora interina en el mes de mayo de 2012.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Valladolid ha condenado a una pena global de un año y medio de prisión al familiar de una paciente, enferma de cáncer, por delitos de atentado y lesiones en la persona de una celadora interina de un centro hospitalario público de la capital en mayo de 2012.

  

La sentencia por el delito de atentado llevó una pena aparejada de un año de prisión, junto con otros seis meses por las lesiones, además de la indemnización correspondiente a la lesionada por un valor cercano a los 7.000 euros y el abono de la tercera parte de las costas procesales, incluidas las de la acusación particular, según informaron a Europa Press fuentes de CC.OO, cuyos servicios jurídicos ejercieron la acusación particular en representación de la agredida.

  

Los hechos se remontan al mes de mayo de 2012, cuando una celadora interina de un hospital público de la Comunidad Autónoma sufrió una agresión por parte de los familiares de una paciente que acababa de fallecer.

  

Como consecuencia de la agresión la citada celadora sufrió, entre otras lesiones, un esguince cervical que precisó de tratamiento médico y rehabilitador, con lo que tardó 60 días en curar, aunque persistieron secuelas del mismo junto al agravamiento de una patología anterior

  

En su sentencia, ratificada ahora por la Audiencia de Valladolid, el juez entendió que "es indiferente a efectos penales ser interino o de plantilla, ya que lo que define la condición de funcionario público es la participación en funciones públicas".