Condenado a 13 años de prisión un hombre por degollar a su esposa en Madrid en 2011

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a trece años de prisión a un hombre de nacionalidad ecuatoriana por degollar el 8 de mayo de 2011 a su esposa en el domicilio en el que convivían en Puente de Vallecas. Tras el crimen, el hombre trató de quitarse la vida.


MADRID, 30 (EUROPA PRESS)



En una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, la Sala impone a Segundo C.P. esta pena por un delito de homicidio, con la agravante de parestesco y atenuante de arrebato. Además, deberá pagar una indemnización de 200.000 euros a la hija de la fallecida y 15.800 euros a cada uno de los padres de la misma.

En contra, la Fiscalía de Madrid y la acusación particular, en nombre de la víctima, calificaban los hechos como un delito de asesinato. Tal y como apreciaba el abogado defensor, Manuel Alonso Ferrezuelo, el Jurado Popular que enjuició los hechos estimó que la calificación jurídica de los hechos debía ser homicidio y no asesinato al no considerar ensañamiento en su comportamiento.

En la resolución, el tribunal destaca que las lesiones le producen una herida en región cervical que secciona completamente las masas musculares, vasos, tráquea y esófago, llegando incluso a dañar una vértebra. "Esto da una idea de la intensidad del ataque", señala.

En su declaración, el hombre aseguró ante el tribunal popular que no recordaba nada del crimen y que sólo se acuerda de despertar en el hospital, donde ingresó en estado grave después de tratarse de suicidar.

En el juicio, la fiscal solicitó 18 años de prisión para el procesado por un delito de asesinato con la agravante del parentesco, mientras que el abogado de la familia de la fallecida reclamó 25 años de prisión.

HECHOS DE LA ACUSACIÓN

Según el fiscal, el acusado contrajo matrimonio con la víctima el 13 de agosto de 1993, teniendo una hija en común en marzo de 1994. Los hechos objeto del juicio se produjeron el 8 de mayo de 2011 sobre las 16.30 horas cuando el procesado mantuvo una discusión con su esposa.

Durante el enfrentamiento, el hombre fue aumentando su agresividad verbal y la mujer salió al balcón a pedir auxilio. Según un testigo, el procesado le dio alcance y le arrastró de los pelos hacia el interior de la vivienda. Así, sacó un cuchillo que llevaba escondido en sus ropas y la degolló, produciéndole la muerte.