Condenada una mujer que intentó estafar a su propia madre fingiendo su secuestro

Una mujer y dos falsos secuestradores han sido condenados por haber simulado el secuestro de ella para estafar a su propia madre.

Una mujer y dos falsos secuestradores han aceptado en una sentencia de conformidad una pena mínima por haber simulado en 2012 el secuestro de la acusada para estafar a su madre al exigir un rescate como condición para ponerla en libertad y repartirse el botín entre los tres.

 

En la sentencia pactada entre la defensa, la acusación y la Fiscalía, la Audiencia ha impuesto a estas tres personas por un delito de estafa, agravada por abuso de circunstancias personales, tres meses de cárcel y una multa de 135 euros, aunque en el caso de la mujer se sustituye la cárcel por otra multa de 170 euros.

 

Según el plan previsto, Raquel L. --vecina de Montcada i Reixac, Barcelona-- llamó a su madre la tarde del 15 de febrero de 2012 fingiendo estar muy nerviosa y entre lágrimas le dijo que tenía "un problema muy gordo" y, media hora más tarde, llamó a la madre Miguel M., también vecino de Montcada, confirmándole que tenía un problema.

 

En llamadas posteriores, los acusados simularon que golpeaban a la hija mientras ella gritaba "mamá, mamá, por favor", y exigieron a la señora el pago de 3.500 euros al día siguiente, según el relato de los hechos que han aceptado los acusados.

 

Para reforzar la verosimilitud del plan, Prince S., vecino de Ripollet (Barcelona) y que era amigo de la familia, llamó a la señora haciendo ver que no sabía nada del asunto y cuando ésta se lo contó le recomendó que no avisara a la policía.

 

Sin embargo, la madre desoyó este consejo y sí acudió a la comisaría sin haber llegado a entregar a los secuestradores ninguna cantidad de dinero.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: