Condenada a cuatro años la pareja que vendía droga junto al centro de drogodependientes de Cruz Roja

La pareja formada por Ignacio F.P. y María G.P. se ha conformado con penas de cuatro años de prisión tras reconocer que vendía droga junto al Centro de Atención al Drogodependiente de Cruz Roja en Huerta del Rey, en Valladolid.

El juicio, previsto en la Audiencia de Valladolid, no ha llegado a celebrarse puesto que los dos acusados, que inicialmente se exponía a cuatro años por delito de tráfico de drogas y un año y medio más por tenencia de armas prohibidas--se les ocupó una defensa eléctrica--, se han declarado cuplables de ambos delitos y se han conformado con tres años y un día por el primero y multa, junto con una multa de 523 euros, así como con otro año y un día más de privación de libertad por el segundo.



La rebaja obtenida de año y medio para cada uno obedece a que el tribunal ha estimado que en los procesados concurre la atenuante de drogadicción, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.



La denominada 'Operación Cuco' tiene su origen en las informaciones confidenciales, de vecinos, recibidas por efectivos del Grupo de Menudeo de la Brigada de Policía Judicial sobre la existencia de una pareja de la zona centro de Valladolid que traficaban con drogas y cuyas transacciones hacía por toda la ciudad, principalmente en las inmediaciones de su domicilio, en la calle San Luis.


Posteriormente, mediante el trabajo policial de investigación, vigilancias y seguimientos, se pudo observar que la pareja realizaba ventas de sustancias de estupefacientes en diversos lugares de la calle de su domicilio, al que acudían los toxicómanos previa llamada telefónica, siempre adoptando medidas de seguridad para no ser detectados por la Policía.



TOXICÓMANOS EN PROCESO DESHABITUACIÓN



Una vez realizadas las gestiones de investigación necesarias se procedió el pasado día 25 de febrero a la detención de I.F.P. cuando realizaba una venta en las proximidades de la Cruz Roja de Huerta del Rey, donde acuden toxicómanos en proceso de desintoxicación.



Posteriormente, provistos de la correspondiente autoridad judicial, los agentes procedieron a la entrada y registro en el domicilio donde reside la pareja por si en su interior pudieran hallarse ocultas o almacenar más sustancias estupefacientes o elementos relacionados con el tráfico de las mismas, momento en el que se detuvo a la segunda de ambos inquilinos.



En el registro domiciliario se intervinieron 3,02 gramos de heroína preparada para su venta en diez papelinas, 0,53 de cocaína en una papelina preparada para venta, 3,98 de hachís, 0,31 de 'speed' preparado para la venta en un envoltorio, dos comprimidos de Transilium y varios trozos de pastilla, junto con recortes, anotaciones sobre la compra y venta de la droga perfectamente establecidas con las cantidades pagadas y recaudadas, una báscula de precisión, una defensa eléctrica--es un arma prohibida--y 110 euros.



La policía estima que los detenidos llegaron a recaudar alrededor de 11.000 euros durante ese mes de febrero por la venta de sustancias estupefacientes.