Condena a los atentados y solidaridad con la población islámica del Consejo de Inmigrantes de Valladolid

Ha realizado un manifiesto en el Ayuntamiento para condenar los atentados de París "ante la sinrazón de una minoría". 

El manifiesto se ha leído este martes en el Salón de Recepciones de la Casa Consistorial en un breve acto en el que han participado concejales de los cinco grupos políticos presentes en el Ayuntamiento, así como representantes de colectivos de inmigrantes y asociaciones que apoyan y el misionero Nicolás Castellanos, quien minutos antes había mantenido un encuentro con el alcalde, Óscar Puente.

 

El Consejo acordó en su reunión del pasado 17 de noviembre realizar un pronunciamiento de condena de los atentados terroristas cometidos en París el pasado 13 de noviembre y también en contra de la discriminación de la población islámica.

 

El documento considera que los hechos ocurridos en la capital francesa son "fruto de la intolerancia y la barbarie de una minoría que actúa arbitrariamente en nombre del Islam, intentando destruir el entendimiento y la convivencia entre culturas, alimentando el odio y la violencia entre los seres humanos".

 

Asimismo, se solidarizan con la comunidad islámica de Valladolid, formada por más de 2.500 personas, a quienes advierten que "una minoría" trata de "estigmatizar" y hacerles "responsables, desde el desconocimiento, de los comportamientos irracionales" de los terroristas. En el manifiesto se destaca el comportamiento e integración en barrios, escuelas y demás de la población musulmana de la ciudad.

 

Del mismo modo, el documento tiene un recuerdo para las personas refugiadas "susceptibles de protección internacional", pues advierten de que pueden sufrir "una doble persecución". La primera, la que les hace huir de su país por el "temor a perder sus vidas" y una segunda si llegan a "un posible entorno hostil" de la sociedad que les acoja.

 

Finalmente, el Consejo de Personas Inmigrantes aboga por una convivencia basada "en el respeto a la diversidad de identidades culturales", algo que consideran que sólo se podrá conseguir con "sólidos valores democráticos y priorizando la dignidad humana".

 

El imán de la Mezquita de Valladolid y representante de la Asociación Sociocultural Avicena, Zaki Zayed, ha defendido que el Islam está "exento de violencia" en sus principios y que el Corán se opone a "todos los tipos de violencia", por lo que ha recalcado que lo ocurrido en París "no lo han hecho personas".

 

También ha tomado la palabra El Bekkay Grigui, representante de la Asociación Al Mustakbal --'El Futuro'--, quien ha subrayado que el Islam es "una religión de paz, convivencia y perdón".

 

En la lectura del manifiesto han estado presentes los concejales de Servicios Sociales, Rafaela Romero; Juventud, Participación y Deportes, Alberto Bustos; y Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez; así como ediles de los grupos de PP, Rosa Hernández; Toma la Palabra, Rosalba Fonteriz; Sí se Puede, Gloria Reguero y Charo Chávez; y Ciudadanos, Pilar Vicente.