Conde-Pumpido destaca el "éxito" del procedimiento judicial que condenó a los responsables en un tiempo razonable

Cándido Conde-Pumpido

El exfiscal general destaca el trabajo del instructor Del Olmo, en el que dejó su salud, pese a que fue objeto de "críticas despiadadas".

El magistrado el Tribunal Supremo Cándido Conde-Pumpido, que fue fiscal general del Estado durante todo el procedimiento por los atentados del 11-M, ha destacado este martes con ocasión del décimo aniversario de los atentados que pese a las lógicas dificultades el proceso judicial fue un "éxito" que permitió condenar a los responsables de la masacre en un tiempo "razonable".


En declaraciones a Europa Press, el exfiscal general del Estado ha recordado que el modo en el que este asunto fue tramitado en la Audiencia Nacional y posteriormente en el Tribunal Supremo fue motivo de felicitaciones por parte de autoridades judiciales de todo el mundo, y ha recordado que se trató de un procedimiento en un tribunal civil frente a lo ocurrido en Estados Unidos, país que solventó el atentado del 11-S ante la jurisdicción militar.

Pese a celebrar lo que considera un éxito en el ámbito judicial a Conde-Pumpido le entristece que desde algunos ámbitos, y aún pasados diez años desde el atentado, se ponga en duda el buen funcionamiento del trabajo policial,y de las labores realizadas por la Fiscalía y por los tribunales que ha calificado de "ejemplar". Ha recordado que dicha labor fue realizada bajo el mandato de dos gobiernos diferentes.

A juicio del exfiscal general, las dudas sembradas por algunos respecto a esta labor "hacen perder la confianza de los ciudadanos" respecto de unas instituciones que "funcionan muy bien".

PLASMADO EN LA SENTENCIA

Igualmente, Conde-Pumpido ha recordado que en temas de terrorismo islamista "siempre puede haber elementos secundarios por conocer", si bien en este caso "la base esencial de la conspiración, la preparación y la ejecución de los atentados está plasmada en la sentencia" dictada en su día por la Audiencia Nacional y refrendada por el Supremo.

En este punto ha recordado la labor realizada por el instructor del caso, el que fuera instructor en la Audiencia Nacional Juan del Olmo, "que llevó la parte más dura" del procedimiento judicial y lo hizo "con gran dedicación", puesto que se dejó la salud en ello y fue objeto de "críticas despiadadas".

Finalmente, el magistrado del Tribunal Supremo ha recordado que a partir del 11-M se estableció a iniciativa suya una especialización en la Fiscalía de la Audiencia Nacional destinada a "adelantar la protección" frente al terrorismo islamista, y que gracias a ello se procesó a los integrantes de un número importante de "células" antes de que cometieran ningún atentado en nuestro país.