Concluye sin incidentes el cuarto encierro de Medina del Campo, seguido por 25.000 espectadores

Los seis novillos de la ganadería de María Cristina Huertas tardaron en llegar a la plaza de toros.

El cuarto encierro de las fiestas de Medina del Campo ha concluido este domingo sin incidentes y con presencia de cerca de 25.000 espectadores, según confirmaron a Europa Press fuentes municipales.

  

La salida de los corrales de los seis novillos, pertenecientes a la ganadería de María Cristina Huertas (Encaste Santa Coloma) y a los que acompañaron diez bueyes, fue rápida y la manada comenzó a correr desde el inicio del recorrido campero hacia Medina.

  

A pesar de la labor de los caballistas por intentar parar la manada, no hubo manera de lograrlo y al llegar al túnel del AVE, uno de los bueyes inicio la carrera en solitario "de manera trepidante", lo que hizo que llegara solo al embudo. El resto de la manada pasó agrupada por el túnel y, finalmente, llegaron al embudo cinco novillos y nueve bueyes -el sexto astado quedó descolgado y llegó más tarde al embudo-.

  

Ya allí, en un primer arreón se logró meter en las calles de Medina un novillo con tres bueyes que se unieron al buey que había entrado previamente, mientras los caballistas recondujeron al resto de animales y lograron introducir a los cuatro toros restantes con seis bueyes.

  

El último de los novillos alcanzó las calles gracias a la pericia de algunos de los caballistas y tras pasar "mucho tiempo" en la zona del embudo y en el tramo urbano, la manada quedó partida en varios grupos: por un lado llegó a la plaza de toros un novillo con cuatro bueyes, seguidamente dos novillos más con cuatro bueyes, después un buey, otro novillo y finalmente un novillo con dos bueyes.

  

El último novillo que accedió al recorrido de calle entró en la Plaza de toros tras ser reconducido por los pastores y corredores.

  

Se estima que este cuarto encierro lo han podido disfrutar en torno 25.000 espectadores.